Oncólogos y pacientes denuncian el retraso en la aprobación de nuevos fármacos investigados por españoles

Presentación Día Internacional del Cáncer de Mama
Recuerdan que hay dos o tres fármacos contra el cáncer de mama pendientes de ser aprobados por la AEMPS


MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Oncólogos y pacientes han denunciado este lunes el retraso en la aprobación de nuevos fármacos cuyos ensayos clínicos han sido realizados por españoles y han avisado de que, en "muchos casos", la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tarda una media de dos años más que el resto de las agencias reguladoras europeas en aprobar los medicamentos.

Así lo han asegurado el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Juan Jesús Cruz; la presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Roswitha Britz; el miembro de la Junta Directiva y del Comité Ejecutivo del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM), José Enrique Alés; y la doctora y miembro de la Junta Directiva y del Comité Científico del Grupo SOLTI, Eva María Ciruelos, durante la presentación del Día Internacional del Cáncer de Mama que se celebrará el próximo 19 de octubre.

Todos ellos, han lamentado que aunque la investigación en España es "muy buena" y los ensayos clínicos en los que participan pacientes españoles, consiguen cambiar los tratamientos y pronósticos de los afectados por cáncer, se tarda "mucho tiempo" en que los fármacos aprobados ya por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) se aprueben en España.

Un hecho que hace que los pacientes españoles no tengan las mismas posibilidades de acceder a los tratamientos más innovadores que los enfermos europeos. Y es que, tal y como ha comentado el presidente de la SEOM, actualmente dos o tres fármacos contra el cáncer de mama están pendientes de ser aprobados, a pesar de que otros países ya lo tienen disponible en sus hospitales.

Ahora bien, a este problema se le suman también las trabas que existen en España para poder acceder a los tratamientos ya aprobados y participar en ensayos clínicos de distintas comunidades autónomas. Esta denuncia ha sido ya emitida la semana pasada por la SEOM que, tras realizar una encuesta, ha comprobado que en algunos hospitales españoles se están produciendo limitaciones en la disponibilidad y acceso a algunos fármacos oncológicos.

En concreto, el análisis de la sociedad ha revelado que en 22 hospitales de los 80 encuestados existe al menos un fármaco que, en algunas de sus indicaciones, no puede estar disponible aunque esté aprobado para ese uso en España, y que en 40 centros del total existen limitaciones para alguna de las indicaciones. En este sentido, el presidente de la SEOM ha reconocido que Andalucía y Cataluña son las comunidades en las que los pacientes están experimentando más dificultades para acceder a los tratamientos más innovadores.

Estas críticas han sido ya respondidas por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, quien ha lamentado que sean las comunidades autónomas las que estén limitando el acceso a algunos fármacos contra el cáncer por no querer pagarlos. Sin embargo, y aunque los oncólogos y pacientes han reconocido que en muchos casos son las autonomías las que ponen las mayores trabas, han insistido en la tardanza de la AEMPS para aprobar los medicamentos.

FINANCIACIÓN PÚBLICA "ABSOLUTAMENTE INSUFICIENTE"

"La investigación en España es muy buena y los estudios clínicos, realizados por pacientes y médicos españoles, consiguen cambiar el pronóstico de la enfermedad. De hecho, la calidad es tan buena que cualquier promotor busca centros españoles para realizar sus estudios de fase III. No obstante, a la hora de la verdad la financiación pública es absolutamente insuficiente y cuando se termina un ensayo clínico a veces el fármaco puede pasar muchos meses hasta que está al alcance de los pacientes", ha señalado la representante del Grupo SOLTI.

Por tanto, han detallado los expertos, actualmente los pacientes españoles tienen que enfrentarse a la dificultad de que sólo pueden participar en los ensayos clínicos de su comunidad, si es que obtienen información fácil de los mismos; tienen que esperar a que la AEMPS los apruebe, cuando desde hace ya tiempo están aprobados en Europa; y, dependiendo de la comunidad autónoma donde vivan y al hospital donde acudan, tienen o no acceso a los fármacos.

"Hay que invertir en los fármacos y estos tienen que ser utilizados. Hay que defender que los fármacos innovadores estén lo antes posible al alcance de los pacientes y que los medicamentos que estén aprobados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) estén a disposición de todos los médicos y enfermos españoles y que, además, no se tenga que pasar el filtro de las comunidades autónomas y, posteriormente, de los hospitales", ha aseverado el presidente de la SEOM.

A este respecto, Ciruelos ha abogado porque los médicos ofrezcan por escrito a sus pacientes una explicación cuando no puedan recetar un determinado medicamento, sabiendo que es el más eficaz para dicho enfermo, por no estar disponible en su comunidad o en su centro hospitalario.

Además, la experta ha destacado la necesidad de crear una base de datos con todos los ensayos clínicos que se van a realizar con el fin de que los pacientes puedan sumarse a ellos ya que, ha recordado, está demostrado que aquellos que participan en estas investigaciones tienen un mejor pronóstico de su enfermedad.

"LA VIDA Y LA SALUD NO PUEDEN SOMETERSE A AJUSTES PRESUPUESTARIOS"

Por otra parte, la presidenta de FECMA ha leído el 'Manifiesto 2013' en el que las pacientes recuerdan que la vida y la salud no pueden someterse a "meros ajustes presupuestarios" y aseguran que la solución "no es recortar", sino reformar "racionalmente", gastando mejor para no romper la equidad y, además, apostando por la "sostenibilidad" del SNS.

Así, la federación ha mostrado su preocupación por el hecho de que las dificultades económicas pudieran repercutir en "retrasos" en el acceso de los pacientes oncológicos a la innovación" y ha rechazado la utilización de medicamentos terapéuticos equivalentes ya que, a su juicio, "no hay pacientes estándar ni tratamientos estándar".

"Defendemos la prescripción de fármacos más adecuados para cada paciente, la creación de un verdadero Pacto de Estado y que la cartera básica de servicios sea homogénea y sirva como un elemento de equidad y justicia", ha comentado Britz, para asegurar que sus reivindicaciones tienen como objetivo "garantizar la calidad e igualdad de los diagnósticos y tratamientos para el cáncer de mama, evitando que cualquier medida basada en criterios presupuestarios puedan ponerlas en riesgo".

Finalmente, el Manifiesto, que tiene por lema 'Mientras una mujer sufra un cáncer de mama, no pararemos. Porque si se detecta a tiempo, puede curarse', recoge otras reivindicaciones de los pacientes como, por ejemplo, el derecho a una segunda opinión, la atención a los problemas laborales, la asistencia psico-social, la rehabilitación física o la atención de los cuidados paliativos para pacientes en estadíos avanzados.