Once restaurantes de Valladolid y provincia participan en las 'Jornadas Carnívoras'

Se trata de un menú basado en productos de la empresa cárnica madrileña La Finca Jiménez Barbero, en las denominadas II Jornadas Carnívoras 'Meat Attack'.

Tres restaurantes de Valladolid capital y otros ocho de Arroyo de la Encomienda, Pedrajas de San Esteban, Olmedo, Medina del Campo, Fuensaldaña, Vega de Valdetronco e Íscar, servirán hasta el próximo 20 de marzo un menú basado en productos de la empresa cárnica madrileña La Finca Jiménez Barbero, en las denominadas II Jornadas Carnívoras 'Meat Attack'.

  

Las jornadas se han presentado este lunes en un 'showcooking' en el que han participado los cocineros de los establecimientos que participan en la iniciativa, con la que se trata de presentar en la provincia los productos de esta marca que se ha comenzado a comercializar recientemente en Valladolid.

  

A partir de este lunes se podrán degustar los menús 'Meat Attack' en los once restaurantes seleccionados en la provincia. Cada uno ofrecerá sus propias elaboraciones en el que mostrarán la multitud de productos que comercializa La Finca.

  

Como ha explicado Álvaro Jiménez Barbero, uno de los socios de la empresa cárnica, tratan de difundir la idea de que la carne "no sólo esté vinculada con la idea de chuletón, parrilla y barbacoa", sino que del vacuno se pueden obtener "muchos y variados productos" como tartar, tatakis, carpaccios, picaña o hamburguesas.

  

La empresa vallisoletana Zona Gourmet ha comenzado recientemente a comercializar este producto en la provincia y para su promoción ha organizado estos menús con los once restaurantes participantes.

  

Este lunes, en el Espacio Pop Up de la capital vallisoletana se han podido degustar algunos de los platos, desde guisos tradicionales a creaciones más vanguardistas, como el 'Steak Tartar' del restaurante 'Le Bistró' de la capital; el Tataki de solomillo de ternera con mirin de 'Las Tres Bellotas', también de Valladolid; la ensalada de lengua de ternera curada, de 'La Dama de la Motilla', en Fuensaldaña; o la picaña de macho sobre su hueso y tuétano, del restaurante del hotel AC Palacio de Santa Ana, en Arroyo.

  

También se ha elaborado un 'bombón' de rabo de ternera con 'chutney' de manzana, por parte del restaurante San Antonio, de Íscar; carrilleras de ternera con puré de patata y manzana, de 'El Mortero', de Medina del Campo; una hamburguesa de buey de El Aderezo, de Pedrajas; un solomillo en salsa de morchellas al brandy, del restaurante del Casino Roxy de la capital; y, finalmente, un chuletón de buey auténtico a la parrilla, asado por El Caballero de Olmedo.

  

La Finca, que lleva como eslogan 'la carne de la felicidad', es una empresa asentada en Colmenar del Arroyo (Madrid), donde tiene sus principales terrenos que en la actualidad suman 550 hectáreas. El proyecto tiene su origen en una pequeña carnicería "de pueblo" que puso en marcha el padre de los actuales propietarios.

  

Hace 20 años, en plena "crisis de las vacas locas", la familia alquiló una primera finca de 50 hectáreas y unos años después instaló su primera tienda de venta al público en la localidad madrileña de Guadarrama.

  

Más recientemente, la empresa pudo quedarse en propiedad con las fincas que tenía alquiladas y con el tiempo ha ampliado sus propiedades. En la actualidad, comercializa sus productos en varias tiendas en Madrid y localidades de la provincia, así como en once 'corner' dentro de supermercados de El Corte Inglés en la capital de España y Málaga.

  

En las instalaciones de la Finca se da la posibilidad de realizar visitas para viajes organizados, con el concepto de "carneturismo", para que los consumidores y clientes puedan conocer las condiciones en las que se crían las reses, en base a los principios de "raza, alimentación, salud y bienestar".

  

La Finca agrupa "todas las etapas de producción", pues en sus terrenos "nace el animal, se le alimenta y se hace la hamburguesa", como ha detallado Álvaro Jiménez Barbero.

  

De hecho, entre las personas que degusten los menús en los distintos restaurantes y suban una foto de alguno de los platos a la red social Twitter con la etiqueta #MeatattackValladolid, se sortearán dos visitas a las instalaciones de La Finca.