Olano entregó material en La Alberca a un miembro de la banda

Órdenes desde arriba. La carga se escondía en un local que el ‘talde’ tenía en Lizarza y lo llevaron hasta la villa serrana a principios del año 2007, según les había indicado Gregorio Jiménez
AGENCIAS / L. LAGO
La banda terrorista ETA ordenó a principios de 2007 al presunto miembro de ETA Pedro María Olano Zabala un traslado de material terrorista a La Alberca que fue entregado a “un miembro de la organización, previsiblemente integrado en un comando de acción”. La villa serrana se encuentra a unos 70 kilómetros de la frontera con el país vecino.

Así se explica en el auto del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, que ayer decretó el ingreso en prisión de Olano –detenido el pasado jueves en Lizarza (Guipúzcoa)– por los delitos de integración en ETA, tenencia de armas de guerra y material explosivo y por conspiración para cometer atentados.

Según el juez, Olano integraba un talde de apoyo logístico encabezado por el etarra Ignacio Iruretagoyena Lanz, alias Suny, y compuesto por otras tres personas que, entre otras funciones, desempeñaron la misión de recoger un lanzamisiles y entregarlo a un comando que debía atentar contra el entonces presidente del Gobierno con motivo de sus desplazamientos al País Vaco durante la campaña electoral autonómica.

El magistrado explica que, a partir de 2006 y tras un periodo de inactividad, este talde vuelve a recuperar contacto con la banda, pero en ese momento sólo lo integran Olano y Juan María Mújica.

En uno de esos encuentros se les transmite la orden de recoger un material que debía ser distribuido en dos partes: “La mitad tenían que trasladarlo hasta la localidad serrana y el resto en un zulo que debían construir en la zona de la Aldaba-Txiki”, detalla el juez. El material se escondía en un local que el talde tenía en Lizarza y “lo trasladaron hasta La Alberca a principios de 2007 según les había marcado Gregorio Jiménez, entregándolo a un miembro de la organización, previsiblemente, integrado en un comando de acción”.

Relación con Salamanca
El último precedente data del 4 de febrero de 2009 cuando la Policía halló un coche que la banda había dejado abandonado en un aparcamiento de la ciudad salmantina. Este coche no guarda relación con el talde de apoyo que integraba Olano dado que su viaje a la zona se produjo dos años antes y que el vehículo tan sólo albergaba en el maletero un material incendiario que no llegó a funcionar. El objetivo era incendiar el coche para borrar huellas. Este hallazgo volvió a despertar las hipótesis sobre la posible conexión de ETA con Portugal dado que el vehículo portaba matrícula lusa al haber sido alquilado en la ciudad de Faro meses antes por un particular al que luego se lo robaron.

Los últimos datos oficiales sobre una infraestructura estable de la banda en Salamanca se remontan al comando Madrid que integraban los históricos terroristas Ana Belén Egües o Aitor García, desarticulado en noviembre de 2001 tras un atentado fallido contra el secretario general de Política Científica, Juan Junquera. Para el almacenamiento del material el talde utilizaba un domicilio de la calle Nagusia de Lizartza, desvela además el auto, que destaca que después, los misiles y otras armas y explosivos fueron trasladados hasta La Alberca y un zulo construido en la zona de Aldaba Txiki en la localidad guipuzcoana de Tolosa que podría corresponderse con uno levantado en marzo de 2007 por la Guardia Civil tras desarticular el comando K-Urederra.

Hay que recordar también que en la madrugada del pasado domingo la Guardia Civil detuvo a dos etarras en Portugal tras interceptar una furgoneta en Bermillo de Sayago (Zamora).

El juez Marlaska envía a prisión al etarra por intentar atentar contra Aznar en el año 2001
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska ordenó ayer el ingreso en prisión incondicional del presunto etarra Pedro María Olano, al que acusa de conspirar para atentar contra el ex presidente del Gobierno José María Aznar en mayo de 2001. Según explica el magistrado en su auto, hecho público, la misión era recoger un lanzamisiles y entregarlo a un comando que debía tentar contra el entonces presidente del Ejecutivo con motivo de sus desplazamiento al País Vasco durante la campaña electoral de las autonómicas. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, telefoneó ayer al ex presidente del Gobierno José María Aznar para informarle personalmente de que el presunto etarra Pedro María Olano había confesado que suministró lanzamisiles para atentar contra él en, al menos, 3 ocasiones.

ETA EN SALAMANCA

· ETA atentaba desde salamanca: La Policía localizó en noviembre de 2001 en Salamanca el piso franco de ETA donde los integrantes del comando Madrid planificaban los atentados en la capital de España. En el piso de la plaza Castrotorafe, los terroristas habían instalado el centro de operaciones con armamento y 40 kilos de dinamita.

· La banda abandona un vehículo con explosivos: La Policía encuentra en la capital el 4 de febrero de 2009 un vehículo cargado de explosivos. El coche, un FIAT 1, fue robado en Portugal y permaneció aparcado en la avenida de Salamanca hasta el día 26, cuando se remolcó al depósito municipal de Salamanca.

· Dos atentados terroristas desde 1992: La banda terrorista atentó por primera vez en Salamanca el 2 de septiembre de 1992 con un coche-bomba que terminó con la vida del coronel del Ejército del Aire, Antonio Heredero Gil, de 55 años de edad, casado y con tres hijos. El asesinato tuvo lugar en el paseo de la Estación, cuando la víctima se disponía a salir con su vehículo del garaje donde lo tenía estacionado. En el momento de subir la rampa, un artefacto explosivo de tipo péndulo explotó y destrozó el automóvil. Heredero falleció en el acto. Tres años después, el 10 de noviembre de 1995, ETA volvió a sembrar el pánico en la capital cuando el capitán Juan José Aliste resultó herido de extrema gravedad al colocar una bomba lapa en los bajos del coche, perdiendo las 2 piernas.