Ocho detenidos en la región por intercambio y descarga de contenidos pedófilos, uno de ellos en Ávila

Uno de los arrestados tenía en su poder fotografías de niños desnudos que pertenecían a su entorno familiar y que había captado mientras los menores dormían. Las detenciones se han llevado a cabo en Valladolid, 3 detenidos; Burgos, 3 detenidos, Segovia, 1 detenido, Ávila, 1 detenido y Salamanca.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a ocho hombres por intercambiar y descargar archivos de contenido pedófilo en redes de intercambio de archivos. En la mayoría de los casos se ha comprobado que los equipos informáticos tenían instalados programas “anonimizadores” y diseñados para el borrado de archivos. Uno de los arrestados tenía en su poder fotografías de niños desnudos que pertenecían a su entorno familiar y que había captado mientras los menores dormían.

 

Ciberpatrullaje

 

Las investigaciones se iniciaron en octubre de 2014 como consecuencia del trabajo continuo de “ciberpatrullaje” desarrollado en Internet por parte de policías especializados. En esta ocasión estas labores se han centrando en el análisis de redes de intercambio de archivos peer to peer, que constituyen el medio más utilizado para intercambiar imágenes de explotación infantil. Las avanzadas técnicas de investigación empleadas por los agentes permiten discriminar a aquellos usuarios que consumen y distribuyen importantes cantidades de material pedófilo.

 

Tras varios meses de rastreo se han detectado varias IP en localidades de Castilla y León desde las que se habían compartido cantidades significativas de archivos con material pedófilo. Esta información obtenida ha propiciado el desarrollo de la fase operativa de la investigación en la que se han practicado 10 registros en domicilios y procedido a la detención de ocho personas y a la imputación de otra como presuntas autoras de delitos relativos a la corrupción de menores. Los arrestos se han llevado a cabo en las provincias castellano leonesas de Valladolid (3), Burgos (3), Segovia (1), Ávila (1) y Salamanca. En las viviendas se ha intervenido una gran cantidad de equipos informáticos -31 discos duros, 920 soportes ópticos y ocho ordenadores- que almacenaban miles de archivos con contenido sexual explícito en el que aparecen menores.

 

Material pornográfico infantil grabado por uno de los detenidos

 

Entre el material intervenido destaca la existencia de varios archivos grabados por uno de los detenidos realizados en su entorno más próximo, concretamente imágenes de desnudos tomadas a sus sobrinos mientras estos dormían. También se ha observado que varios de los arrestados eran especialmente meticulosos a la hora de clasificar el material pedófilo, reseñando un pequeño resumen del contenido en el que figuraban sus preferencias para facilitar una búsqueda posterior. Del mismo modo se ha podido determinar la instalación de programas anonimizadores con los que los usuarios pretenden ocultar sus rastros en Internet para no ser identificados en las investigaciones policiales.

 

En este sentido, la labor desarrollada por los ciberagentes para detectar a este tipo de delincuentes resulta fundamental para prevenir abusos sexuales a menores y también para descubrir aquellos abusos que se producen en esferas privadas e íntimas, que se prolongan en el tiempo, fruto del silencio que provoca la situación de indefensión de la víctima menor de edad.

 

En la actualidad se está trabajando en la identificación y localización de las víctimas que aparecen en los archivos pedófilos encontrados en los dispositivos informáticos de los detenidos.

 

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid y los grupos de Policía Judicial de Ávila, Burgos, Salamanca y Segovia.