Nuevo proyecto social de la UCAV para avorecer la calidad de vida de los chicos y chicas con Síndrome de Down

Ángel de Propios (delegado de Aspaym en Ávila), Daniel García-Moreno, social media strategist UCAV), Noelia Muñoz, directora de Promoción Institucional UCAV), Begoña Rodríguez (gerente de Down Ávila) y Sergio Macías (responsable de ocio de Down Ávila).

La UCAV ha presentado su tercera iniciativa con el Proyecto Down, que comienza hoy hasta el 15 de mayo. Una iniciativa denominada “una oportunidad para nosotr@s”, que consiste en organizar un viaje cultural y artístico a una ciudad, donde los socios de esta Asociación puedan empaparse de cultura, ocio, formación y diversión.

 

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha logrado el objetivo del Proyecto Aspaym de #UcavilaSocial tras conseguir el 100% de la financiación necesaria para poner en marcha el proyecto “Desayunos Saludables”, un formato especial de conferencia + desayuno cuyo objetivo es captar la atención de las personas cuya edad se considera de riesgo para padecer estas patologías. A través de los hábitos saludables de vida y hábitos alimenticios se pretende concienciar a los diferentes grupos de la sociedad sobre cómo prevenir un ictus. La UCAV ha presentado su tercera iniciativa con el Proyecto Down, que comienza hoy hasta el 15 de mayo.

 

Down Ávila quiere poner en marcha el proyecto “Una oportunidad para nosotr@s”, que consiste en organizar un viaje cultural y artístico a una ciudad, donde los socios de esta Asociación puedan empaparse de cultura, ocio, formación y diversión.

 

El ocio y el tiempo libre son factores fundamentales en la integración, participación en la comunidad, mejora de la calidad de vida y autodeterminación de los chicos y chicas con Síndrome de Down. Además, hay personas del medio rural que por sus circunstancias personales y geográficas nunca han podido acceder a eventos o lugares de cultura y ocio idóneos para su promoción en igualdad de oportunidades.

 

Para hacer realidad este proyecto, del que se beneficiarán 20 personas con discapacidad intelectual que viven en el medio rural, necesitan una partida de 1.990 €. Se puede participar desde 50 céntimos o con la donación de tiempo para colaborar como voluntario.