Nuevo ataque de lobos en Mengamuñoz

La alianza UPA-COAG denuncia un nuevo ataque de lobos este pasado fin de semana en la localidad abulense de Mengamuñoz.

 

Se trata de una nueva lobada con el resultado de un ternero muerto, y se suma a las innumerables bajas provocadas por los continuos ataques que sufren los ganaderos de esta zona de la provincia. Por ejemplo, no ha transcurrido ni siquiera un mes desde el último ataque que sufrió este mismo ganadero. 

 

LA ALIANZA UPA-COAG de ÁVILA denuncia que la presión que sufren los ganaderos en esta zona de la provincia es insoportable y el nivel de hartazgo de los productores es muy grande teniendo en cuenta que las actuaciones de la Administración regional son claramente insuficientes, puesto que la especie se ha extendido de forma incontrolada por la sierra y además las indemnizaciones llegan con muchísimo retraso a los afectados.

 

Esta organización reclama actuaciones urgentes a la Junta de Castilla y León porque de continuar con esta dinámica la única opción que les quedará a  los ganaderos será abandonar su actividad, puesto que a pesar de que los productores ponen todos los medios a su alcance para evitar los ataques es imposible no sufrirlos. La ALIANZA UPA-COAG insiste en advertir que en zonas tradicionalmente ganaderas de nuestra provincia es imposible compatibilizar hoy en día la presencia masiva de manadas de lobos con la actividad ganadera, y como tal debe ser asumido por parte de todas las administraciones.

 

Los tribunales han dado la razón a nuestra organización cuando han dictaminado que los ataques de lobos al sur del Duero deben ser indemnizados por parte del Gobierno regional, pero es de justicia también que se haga de forma rápida y ajustada al daño ocasionado, porque la demora de las indemnizaciones está provocando la expulsión de profesionales que no pueden asumir por más tiempo las elevadísimas pérdidas económicas que provocan los lobos.