Nueve millones de euros de pérdidas en el campo palentino por la plaga de topillos

Los efectos de los topillos son visibles en los campos

La plaga de topillos que afecta a la provincia ha causado daños en 115.000 hectáreas por valor de nueve millones de euros. 

Así se desprende del informe elaborado por los Servicios Técnicos de ASAJA PALENCIA, que toma como referencia los seguros agrarios, las tasaciones en cultivos y las declaraciones de siniestro de los afectados.

 

Según este estudio, la comarca más afectada -como ya ocurriera en el año 2007- es Tierra de Campos. El mapa de daños revela dos grandes manchas dentro de esta comarca, una al suroeste, con 23 municipios afectados, y otra al noreste, con 13.

 

Entre ellas quedan los pueblos con menos afección pero elevada presencia de topillos, menos daños por las amplias zonas de regadío y por los ataques más tardíos cuando el cereal ya estaba recogido. Ambas zonas representan el 60 por ciento de la superficie de Tierra de Campos.

 

El informe también pone de manifiesto el daño por cultivos. Así, el que presenta un mayor grado de afección es el cereal, seguido por forrajes, alfalfa, vezas y guisantes, y con menos daños,  el girasol.

 

Del total de la superficie afectada, sólo el 44 por ciento está amparado por seguros agrarios con cobertura para los daños de fauna. Y eso si hablamos de cultivos herbáceos, "porque si nos referimos a los forrajes, el porcentaje baja hasta un escaso  5 por ciento".

 

Además, "la mayor parte de los daños no son indemnizables, ya que existe una franquicia en cada parcela afectada del 20 por ciento, lo que supone que solamente las parcelas con porcentajes superiores tengan derecho a ser compensadas".

 

Por lo tanto, de este informe "se deduce que más del 85 por ciento de los daños no van a ser indemnizados, bien porque no se han asegurado o porque están dentro de la franquicia del seguro". 

 

A ello hay que añadir "la existencia de de cultivos que tradicionalmente no se aseguran por desconocimiento del agricultor en el caso de nuevas líneas de aseguramiento o porque no son atractivas para su contratación, como es el caso de los forrajes, la semilla de alfalfa o los cultivos hortícolas, entre otros".

 

La valoración económica de las pérdidas por los daños del topillo se elevan, según este informe, a casi 9 millones de euros, destacando los 5,8 millones en herbáceos y los 2,7 millones en forrajeros, mientras que el resto corresponden a la estimación de daños en otros cultivos como girasol, remolacha, patata o maíz.