Nuevas líneas de seguro ganadero a la carta desde el mes de junio

El acceso al seguro básico será más barato, pero desde ASAJA señalan que es imprescindible un buen asesoramiento porque las posibilidades de cobertura son más complejas.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila informa a los profesionales del campo de los cambios que, desde este mes de junio, entran en vigor para los seguros ganaderos: se abaratará el acceso al seguro básico y queda a merced del ganadero la contratación de las distintas coberturas o garantías adicionales, por lo que es más importante que nunca contar con un asesoramiento adecuado.

 

El principal cambio reside en la forma de contratación de los seguros de ganado porque, a partir de ahora, se deberá contratar al menos un paquete de garantías básicas que, en el caso del vacuno, incluyen entre otras contingencias el ataque de animales, el saneamiento básico, mortalidad masiva y muerte por derrumbe de las instalaciones o adversidades del clima.

 

Estas garantías tienen un coste más reducido, lo que posibilitará el acceso al seguro a ganaderos que antes no se podían permitir la contratación del mismo y, por otra parte, no contempla recargos, lo cual beneficiará a ganaderos que se fueron del sistema de seguros por su alta siniestralidad.

 

A estas garantías básicas el ganadero puede añadir otras 17 garantías adicionales, algunas de ellas no contempladas hasta ahora como la pérdida de calidad de la leche (por presencia de inhibidores, células somáticas o bacterias), la disminución de la prolificidad y la mortalidad por causas diversas.

 

Estas novedades hacen más necesario que nunca el asesoramiento profesional en la contratación de los seguros ganaderos, ya que es preciso conocer en profundidad las necesidades específicas de cada ganadero y las condiciones que ofrecen los distintos seguros, para que el ganadero vea las variadas coberturas y formas de financiación y elija las que más le convienen, y todo ello al mejor precio. ASAJA ofrece en su red de oficinas el asesoramiento técnico preciso para que el ganadero contrate la póliza idónea para su explotación.

 

Por otra parte, ASAJA sigue demandando a la Junta de Castilla y León que restituya las ayudas al seguro ganadero como tradicionalmente se venía haciendo, y que dicha subvención se descuente directamente en la póliza. Actualmente, la Administración regional subvenciona únicamente los seguros de recogida de cadáveres, ayuda que hay tramitar con un expediente independiente, lo que ocasiona una carga burocrática innecesaria, además de obligar al ganadero a anticipar el dinero.