Nuestro monumento más internacional a escala en la Casa de Carnicerías

A partir de hoy abulenses y turistas podrán visitar en la Casa de Carnicerías una maqueta divulgativa y transitable de la Muralla de Ávila, proyecto que se ha realizado a través de una subvención del Ministerio de Cultura de 35.000 euros, que tiene como objetivo la conservación de la muralla y la divulgación de la misma

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, acompañado por la Concejala de Patrimonio y Juventud, Beatriz Jiménez, el concejal de Turismo, Héctor Palencia y los arquitectos del proyecto de la empresa Extrañas Producciones, han inaugurado hoy la maqueta divulgativa y accesible de la Muralla de Ávila, ubicada en la Casa de Carnicerías.

 

“Un proyecto más dentro del global que se está ejecutando dentro de la Casa de Carnicerías, junto con la nueva entrada en la que ya aparece la Marca Ávila, y la tienda, para que ésta se convierta en un lugar de referencia para todo aquel que visite nuestra ciudad”, declaraba el alcalde de Ávila, quien ha querido mostrar su gratitud a todos los implicados en este proyecto, “que están haciendo cada día que Ávila sea una ciudad más atractiva para el turismo”.

 

Para la realización de este proyecto, el Ayuntamiento recibió una subvención a fondo perdido de 35.000 euros por parte del Ministerio de Cultura, que tiene como objetivo la conservación de la muralla y la divulgación de la misma.

 

El motivo fundamental de la realización de una maqueta explicativa de la muralla es la necesidad de transmitir y dar a conocer el patrimonio en toda su extensión como mejor fórmula de protección del mismo.

 

La maqueta permite visualizar de forma escalada tanto su fisonomía general como los cubos y las puertas. La Sala de Carnicerías tiene unas dimensiones de 20 metros de longitud y por 8,5 de anchura y la maqueta tiene unas dimensiones de 9,70 por 4 metros.

 

El proyecto ha sido ejecutado por la empresa Extrañas Producciones (en dos meses y medio), elegida entre siete propuestas presentadas, por su proyecto y mejoras (asimismo, el proyecto presentado por esta empresa tenía un coste algo menor a la subvención otorgada, 34.830 euros). 

 

Se trata de una reproducción física de la muralla a escala en tres dimensiones y con una integración de la orografía característica de esta obra arquitectónica y todo ello adaptado al espacio expositivo. 

 

Tiene una peana  con una altura de 70 centímetros en la parte más baja y 1,20 metros en la parte más alta, según las curvas de nivel y sobre ella se encuentra la muralla con una altura de 25 centímetros.

 

La peana además recoge toda la información de la muralla, también accesible para personas con discapacidad visual. Está dividida en tres partes, por lo tanto es trasladable a cualquier feria o exposición. Asimismo,  es accesible en su interior donde se generarán itinerarios. Por éstos podrán acceder personas con problemas de movilidad ya que es transitable con silla de ruedas.

 

Se completa  el proyecto con una lámpara que tiene la silueta de la muralla, con lámparas de bajo consumo que se encenderán de forma simultánea a la iluminación a la Sala de las Carnicerías. Se ha realizado íntegramente en madera y sirve para interpretar  el monumento en su totalidad.