Noticias para los autónomos: van a pagar 3 euros más de cuota al mes

El BOE hace oficial la subida del 1% en las bases de cotización, lo que incrementa la cuota mensual. El 80% de los autónomos cotiza por la base mínima.

El BOE ha confirmado hoy el aumento de la base mínima de cotización para los autónomos, una medida ya prevista y que entró en vigor el 1 de enero, pero que se ha hecho oficial con la publicación en el Boletín Oficial del Estado. Las bases mínimas y máximas de cotización del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) han subido un 1% desde el 1 de enero de este año. La base de cotización es la cifra con la que la Seguridad Social calcula cuánto tienes que pagar al mes de cuota y cuál será tu futura pensión de jubilación. 

 

Al darte de alta como autónomo debes elegir la base por la que quieres cotizar: la mínima, establecida para 2016 en 893,1 euros mensuales, o la máxima, fijada en 3.642 euros mensuales. Ambas cantidades son un 1% superiores a las existentes en 2015. En función de la base elegida, tu cuota mensual dependerá de qué prestación y atención futura quieras asegurarte.

 

Si tu base de cotización es la mínima, tu cuota mensual este año será de 267 euros; frente a los 264 euros que se pagaban en 2015. Si has elegido la base máxima tu cuota mensual este año será de casi 1.089 euros.

 

Estas cantidades cubren únicamente la prestación por incapacidad temporal en el caso de enfermedad común, por ejemplo una gripe, a partir del cuarto día. Resultan de aplicar sobre la base de cotización el tipo general del 29,8% y la cotización adicional del 0,10% que se debe abonar si no se ha elegido la cobertura por accidente de trabajo y enfermedad profesional. Si quieres estar cubierto frente a accidentes laborales y enfermedades profesionales y por el posible cese de actividad (lo que viene a ser quedarse en el paro), las cuotas suben algo más.

 

La mayor parte de los autónomos, más del 80%, cotiza por la base mínima. Dos veces al año se puede cambiar la base de cotización elegida: entre el 1 de enero y el 30 de abril de cada año, con efectos desde el 1 de julio siguiente; y antes del 1 de noviembre, con efectos desde el 1 de enero del año siguiente.

 

En los últimos años se han tomado algunas medidas para que hacerse autónomo salga más barato. Así, existe lo que se conoce como 'tarifa plana' a la Seguridad Social, válida para los nuevos autónomos, con independencia de su edad. Esta medida consiste en el pago a la Seguridad Social durante seis meses de una cuota superreducida de 50 euros al mes, cantidad que se va elevando progresivamente en meses sucesivos.