Nostalgia sesentera a “lomos” de una Vespa

Una concentración de Vespas recorre Ávila y provincia, compartiendo vivencias de unos locos de las ruedas a los que les gusta ver el paisaje y disfrutar

Si hay una moto mítica de los años 60, esa es la Vespa, donde las mujeres se sentaban de lado y los conductores llevaban pantalones de pata de elefante…, bueno no todos.

 

Algunos de esos enamorados de una de las motos más compradas en todos los tiempos se han reunido este fin de semana en Ávila haciendo un recorrido por las calles de la ciudad y por varias localidades de la provincia.

 

La concentración e inscripción tuvo lugar el viernes, y el primer recorrido conjunto lo realizaron el sábado. Saliendo sobre las 10 del Paseo del Rastro y fueron dirección a la Venta de Rasquilla donde pararon a almorzar.

 

Lentos pero con paso firme se dirigieron a la localidad de Burgohondo, lugar donde comieron, y desde allí tomaron la carretera de Navalmoral dirección a Ávila.

 

Eran las 18 horas cuando las Vespas llegaron a la capital y realizaron un recorrido por todas las calles para que la gente viera como cuidan sus motos.

 

La despedida ha sido hoy, después del desayuno han dado otra vuelta por la ciudad y cada uno ha seguido ruta a su lugar de origen.