Normativa y precauciones a la hora de la práctica de tiro con arco

Foto: Guardia Civil

Con motivo de las fechas veraniegas, y el buen tiempo, llega el momento de practicar actividades de ocio al aire libre. Una de estas actividades, que está en pleno auge, es el tiro con arco, una práctica no exenta de riesgos que advierte la Guardia Civil.

El tiro con arco, que se está implantando en muchos de los campamentos de verano, así como en las fiestas patronales de muchas localidades de la provincia, es una actividad tanto deportiva como recreativa, la cual no está exenta de riesgos, al utilizar armas de la 7ª.5 categoría del art. 3 del Reglamento de Armas (Arcos), por lo que se rige por unas normas de seguridad que están reguladas, tanto en el Reglamento de Armas, como en la reglamentación de la Real Federación Española de Tiro con Arco (RFETA).

 

Dichas reglamentaciones exigen una serie de requisitos que deben cumplir los campos dedicados a esta actividad para que la práctica de la misma sea totalmente segura, tanto para los que la practican, como para los espectadores que asisten a ver las tiradas y exhibiciones.

 

Uno de los requisitos que deben de cumplir los interesados en realizar este tipo de actividad es conseguir una autorización de campo de tiro eventual o fijo, según si dicho campo va a ser utilizado de manera continua o en una fecha concreta. Estas autorizaciones son concedidas por las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, en las que se deberá presentar una solicitud normalizada, abonar unas tasas, una autorización del titular del terreno en el que se va a instalar y acompañar un Informe de Seguridad de la Instalación, el cual debe ser realizado por un Juez/Técnico de Seguridad de Instalaciones de Tiro con Arco habilitado para ello por la RFETA. Del mismo modo, el que esté interesado en adquirir un arco para poder practicar este deporte, deberá obtener una Tarjeta Federativa para poder adquirirlo, que podrá solicitar a las distintas Delegaciones de la RFETA.-