No habrá tercer ERE para el Servicio de Ayuda a Domicilio del Grupo Norte

En una reunión mantenida en la mañana de ayer, los responsables de la Empresa Grupo Norte, adjudicataria del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Ávila, decidieron desistir de ejecutar el tercer Expediente de Regulación de Empleo con reducción de jornada que estaban tramitando gracias a los últimos decretos del Ayuntamiento de Ávila en los que se aumentaban las horas que esta empresa gestiona

Después de presentarse a principios del mes de Mayo la comunicación de un nuevo ERE con intento de reducir aún más la jornada laboral por parte de la Empresa Grupo Norte, al que se oponían los representantes en el Comité de Empresa de los Sindicatos FSP-UGT y CCOO por entenderlo inviable para las trabajadoras.       

 

En reunión mantenida en la mañana de ayer, los responsables de la Empresa Grupo Norte adjudicataria del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Ávila, decidieron desistir de ejecutar el tercer Expediente de Regulación de Empleo con reducción de jornada que estaban tramitando.       

 

Esta decisión se tomó en la última reunión mantenida con el comité de empresa, preceptiva en la negociación de un Expediente de Regulación de Empleo, al aceptarse la propuesta que sostenían los representantes sindicales sobre la viabilidad momentánea de la empresa gracias a los últimos decretos del Ayuntamiento de Ávila en los que se aumentaban las horas que esta empresa gestiona y que permiten un mínimo respiro a la empresa y por tanto a la parte más perjudicada en este caso que son las trabajadoras.    

 

FSP-UGT agradece en este caso la intervención del Ayuntamiento y de la Concejala de Servicios Sociales, al reaccionar agilizando las adjudicaciones pendientes del servicio, "dándose cuenta de que la situación de estas trabajadoras era ya insostenible y muy difícilmente hubieran podido soportar un incremento en la reducción de sus horas de contrato, ya que en estos momentos se encuentran en medio de un Expediente con un 18% de reducción y la pretensión de la empresa era incrementarlo en otro 10%" adicional".       

 

 

 Esta organización sindican considera "que fruto de la negociación y buena disposición a llegar a acuerdos entre la Empresa y el Comité, y gracias a la colaboración imprescindible del Ayuntamiento de Ávila, se ha podido evitar en el último momento la ejecución de un nuevo ERTE en nuestra ciudad".       

 

De igual modo esperan que se mantenga esta colaboración "de todo punto necesaria por parte de la Concejalía de Servicios Sociales, para no tener que volver a pasar por otra situación de este tipo antes de que al menos acabe la concesión de la contrata actual, para que llegado el momento se puedan hacer los ajustes presupuestarios necesarios para que quien asuma el servicio lo pueda hacer con las garantías imprescindibles para mantener los puestos de trabajo tan necesarios en nuestra ciudad".       

 

Desde la FSP-UGT agradecen al Ayuntamiento su colaboración pero al mismo tiempo les instan "a que no bajen la guardia y se mantenga su actitud para evitar que los problemas se agraven y después un problema subsanable ya no tenga solución como ha estado a punto de ocurrir en este momento".