"No entiendo la figura de un empresario que no esté comprometido con la sociedad"

La implicación en el tejido económico y social de la provincia del empresario abulense Alberto Zoilo Álvarez le ha llevado a conseguir el 'Premio Empresario' y ser uno de los embajadores abulenses en los Galardones La Alcazaba que se celebran este lunes.

Tribuna Ávila. En 2011 le tocaba coger el relevo de su padre al frente del Grupo Antonio Álvarez. Cinco años después, los Premios La Alcazaba reconocen su labor al frente de esta empresa. ¿Qué significa este reconocimiento para usted?

Alberto Zoilo. Supone una gran alegría porque a mi estas cosas me ponen muy contento y me gustan mucho, y también un agradecimiento a los organizadores de los galardones La Alcazaba y en concreto a Woody, por acordarse de mi. También significa compromiso. Con la empresa, con la tierra, con Ávila y en general con todo lo que he hecho hasta ahora. Me comprometo más todavía para intentar mejorar.

 

TA. ¿Cómo se encuentra en estos momentos el Grupo Antonio Álvarez?

AZ. Bien, muy bien. Tenemos un plan de crecimiento bastante ambicioso, actualmente estamos en nueve provincias de la geografía española y tenemos proyectos de crecimiento, de apertura de nuevos tanatorios. Estamos muy contentos.

 

TA. Son unos momentos complicados para el tejido empresarial abulense. ¿Cómo ve el panorama en la ciudad?

AZ. Yo lo que veo en Ávila es que hace falta más actividad económica, más actividad empresarial. Hace falta un dinamismo mayor en la sociedad que venga dado por las empresas. Un tejido industrial más potente y más empresas en Ávila. Con respecto a las existentes no se puede generalizar, habría que ir al detalle, pero conozco gente que lo pasa mal y eso me da mucha pena, me encantaría poder ayudar de alguna manera.

 

Al final en una sociedad hay empresas que van mejor y otras que van peor, pero el análisis general de Ávila y la provincia si tu lo comparas con el resto de provincias de Castilla y León o con la actividad nacional, es que necesitamos crecer, necesitamos más actividad económica y hacen falta más empresas.

 

TA. Usted ha querido implicarse también en la labor social, y una buena prueba es su presidencia del Club Deportivo Colegios Diocesanos, que por cierto está haciendo una gran temporada.

AZ. Si, estamos contentos y nerviosos porque este sábado tenemos un partido muy importante de los Juveniles, que están primeros en la liga y peleando por subir a División de Honor, algo que es importantísimo para el fútbol y la cantera abulense, y por otro lado nuestro primer equipo ascendió a regional preferente. Aparte de eso, ha sido una gran temporada desde el punto de vista deportivo, de cantera, de dinámicas de entrenamiento, y estamos muy contentos con lo que está pasando con el club.

 

Está creciendo y tiene un proyecto social que creo que es bueno para la ciudad de Ávila. El proyecto del Club Colegios Diocesanos no perjudica a nadie y hay que verlo como algo positivo para la sociedad abulense y el fútbol abulense. Aporta al fútbol y no resta nada.

 

TA. Hace solo una semana hablaba usted precisamente para los alumnos del Colegio Diocesano, a quienes animaba al emprendimiento. ¿Cree necesario educar en el emprendimiento?

AZ. Totalmente. Hay que contarle a la gente que está estudiando lo bonito que puede ser emprender. Puede resultar una aventura apasionante y es una vida muy bonita y muy divertida. Ellos tienen que entender que hay una alternativa que es ser emprendedor, que significa hacer cosas nuevas, y que vean que es otra opción más. Suele ocurrir más en las familias en las que los padres lo han sido, porque los niños están muy influenciados por el ejemplo de sus padres, pero yo creo que si estos chicos de los institutos entran en contacto con empresarios, y el empresario va allí y da una imagen alegre y positiva de lo que es la realidad empresarial, pues a lo mejor el día de mañana se animan.

 

Es fundamental, para el futuro de la economía abulense, que vengan empresas de fuera, pero también es fundamental que haya emprendedores abulenses que dinamicen la economía.

 

TA. ¿Es necesaria una mayor implicación del empresario en el tejido social?

AZ. Los empresarios tenemos la obligación de comprometernos con el territorio de donde partimos. Totalmente. El empresario tiene que implicarse socialmente y tiene que entender que debe ser el motor fundamental del desarrollo de los sitios donde han nacido, donde viven y desarrollan sus negocios. Yo no entiendo la figura de un empresario que no esté comprometido con la sociedad.

 

De hecho lo hacen, porque cualquier empresario está generando empleo y está comprometido con la sociedad, pero creo que todos podemos hacer más cosas. El empresario cuya empresa va un poco bien suele ser gente dinámica, emprendedora y que pone en marcha cosas, ¿no? Pues tenemos que poner en marcha cosas para poder ayudar a Ávila y a la provincia, es fundamental.

 

TA. ¿Qué consejos le daría a quienes empiezan ahora su aventura empresarial?

AZ. Les daría bastante consejos pero me parece fundamental el entorno en el que se muevan y el tipo de personas con las que se relacionen. Que la gente conozca a otros emprendedores, a gente que lo haya intentado antes, que entren en contacto con empresarios, que intenten tener una serie de personas que le puedan asesorar y poder aprender de ese entorno. También hay que salir fuera, conocer sitios nuevos, viajar al extranjero, conocer lo que está ocurriendo en otros sitios, y por ejemplo las nuevas tecnologías ofrecen la posibilidad de entrar en contacto con esa información que es tan relevante. Hoy en día la economía cambia muy rápido, la tecnología está revolucionando todo y hay que estar muy enterado de lo que está ocurriendo.

 

TA. ¿Qué perspectivas ve para el futuro de Ávila?

AZ. Yo no soy muy optimista con el futuro de Ávila si de repente no lo cambiamos entre todos. Si dejamos las cosas como están ellas solas no se van a arreglar. Soy mucho más optimista si creo que hay personas que se comprometen con cambiar cosas y hay algo que me parece fundamental y es facilitar que vengan a Ávila empresas de fuera. Entre todos tenemos que conseguir que Ávila sea un sitio reconocido a nivel nacional por lo fácil que es implantar una empresa, por las buenas condiciones que haya de implantación a nivel de costes, de facilidad de trámites... Eso hay que conseguirlo.

 

Soy muy optimista acerca del potencial que tenemos de poderlo arreglar, pero no lo soy tanto acerca de lo que puede ocurrir si no hacemos nada. Si no nos comprometemos entre todos, esto va a cambiar poco.

 

TA. Los premios La Alcazaba contribuyen a dar a nuestra ciudad una dimensión nacional ¿Qué opinión le merecen?

AZ. Me parecen un ejemplo de lo que decía antes, de como iniciativas individuales, de un chico joven como Woody que tiene toda esa iniciativa, consiguen poner a Ávila en el centro del panorama nacional y ayudar muchísimo al reconocimiento de la ciudad como destino turístico, a ponerla en valor. Me parece algo importantísimo, se lo tenemos que reconocer porque está ayudando mucho. Y es una iniciativa privada que parte de un empresario. Hagamos cosas de estas entre todos, cada uno lo que podamos, porque si conseguimos que esto mejore el beneficio es para todo el mundo.