Nissan Ávila garantiza su sostenibilidad con el inicio de la producción del nuevo NT500

Nissan ha presentado este martes en Ávila su nuevo camión ligero, el NT500, en una ceremonia que ha contado con la presencia en la fábrica del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la Secretaria de Estado de Industria, Begoña Cristeto, representantes de la empresa y el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel García Nieto. Con una inversión de 100 millones de euros y una estimación de 2.500 unidades anuales, el nuevo modelo garantizará el sostenimiento de la plantilla de la factoría abulense

Diseñado en Barcelona con soporte abulense, el nuevo camión ligero de Nissan es ya una realidad tras el acto de inicio de producción celebrado este martes en la fábrica de la compañía nipona en Ávila, planta madre en Europa para la fabricación de camiones ligeros.

 

El nuevo Nissan NT500, que garantizará las operaciones industriales de Nissan en España a medio plazo, se fabricará en Ávila en número de 2.500 unidades anuales -de las cerca de 15.000 que pretende alcanzar en toda España- y se venderá en Francia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Italia, Portugal y España.

 

La Secretaria de Estado de Industria, Begoña Cristeto, el director de Programa de Nissan Motor Company, Keiichiro Miyanaga, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera y el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, han sido testigos de excepción de un acto en el que el Consejero General y Vicepresidente de las Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, ha presentado un vehículo "totalmente nuevo y pensado para los usuarios finales".

 

El NT500 completa en la parte alta la gama de vehículos industriales de la marca y proporciona al conductor elevados niveles de confort con el coste de propiedad de un chasis cabina versatil y fiable. Ofrece una amplia gama de distancias entre ejes y pesos máximos de entre 3,5 y 7,5 toneladas y está disponible con dos motores diferentes, tres tipos de transmisión y tres niveles de acabado.

 

En su año de arrancada el nuevo camión ligero prevé producir unas 3.000 unidades en toda españa, más del doble de lo producido en los dos años anteriores en el camión al que sustituye, el Atleón, con la idea, según Frank Torres, de llegar a las 10.000-15.000 unidades al año "cuando la economía empiece a fluir". La planta de Ávila ha recibido una inversión de 100 millones de euros para una producción de 2.500 unidades anuales.

 

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, que ha manifestado que "hoy por hoy la ciudad no se entendería sin esta fábrica", ha indicado que "hoy ha salido el sol con un nuevo producto que asegura nuestro futuro". El regidor ha destacado el papel que han jugado los 501 trabajadores que conforman la plantilla de Nissan Ávila, "que son 501 familias identificadas plenamente con esta fábrica" y gracias a los cuales "hoy tenemos una fábrica plenamente competitiva y referente para todo el mundo".

 

Para el presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera, el acto de este martes "marca nuestra apuesta de futuro por esta planta, el trabajo que garantiza y la actividad económica que supone de cara al futuro de Ávila y Castilla y León". Herrera ha reiterado el agradecimiento a los trabajadores de la fábrica por todo ello y ha indicado que "parece mentira que un vehículo ligero sea hoy depositario de una carga tan inmensa".

 

Cooperación interinstitucional

Todos los asistentes han destacado la importancia de la cooperación interinstitucional para llevar a buen puerto este proyecto, fruto del trabajo conjunto de las distintas Administraciones Públicas, la empresa y los trabajadores. El presidente Herrera ha hablado del "fruto del trabajo y esfuerzo compartido" por el Gobierno de España, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Ávila, la empresa y los trabajadores, recordando lo momentos convulsos que estos últimos han vivido en los últimos triempos.

 

También lo ha hecho García Nieto, quien ha querido destacar el esfuerzo del Consistorio abulense "que algunos no entendieron en su momento pero que finalmente ha merecido mucho la pena" así como el Director de Programa de Nissan Motor Company, Keiichiro Miyanaga, quien ha reconocido que "la colaboración del Gobierno de España ha sido clave para el éxito de nuestra empresa".

 

Tras un recorrido por la fábrica, se ha procedido a la ceremonia de inicio de producción que, de marcada tradición japonesa, ha consistido en pintar el segundo ojo de un Daruma (figura votiva sin brazos ni piernas) cuyo primer ojo ya se pintó al comienzo del proyecto.