Niños y música para estrechar lazos entre España y China

El Lienzo Norte acogió el concierto conjunto a cargo de los niños participantes en el programa de la televisión pública china CCTV 'Gran Molino' y el grupo de animación infantil español Cantatoo, que llenaron su sala de Cámara para disfrutar de la música popular china y otros estilos a la vez que se tendían puentes entre culturas gracias a los más pequeños.

La sala de Cámara del Centro de Exposiciones y Congresos 'Lienzo Norte' de la capital abulense fue testigo de la actuación de los niños participantes en el programa 'Gran Molino', de la televisiíon pública china CCTV, en el que estuvieron acompañados por el grupo de animación infantil español Cantatoo.

 

En un espectáculo en el que participaron un total de 40 niños chinos de entre 7 y 16 años procedentes de hasta nueve provincias del país asiático, con los pequeños Hou Yaxin, Xu Zihan, Quian Yixing, Yan Yutong, Chen Bowen y Wei Zixing, como solistas principales; se pudo ver una mezcla de las actuaciones de los seis programas más exitosos de su historia y una gran variedad de estilos originarios de su país y de fuera de él.

 

En el concierto se entremezclaron actuaciones de los niños chinos con los animadores españoles -el cantante Alberto Frías y la simpática mascota multicolor Cantatoo-, a la vez que se iban intercambiando los niños para hacer presentaciones de las diversas actuaciones, en las que se pudo escuchar el idioma chino y las traducciones al español, lo que dio lugar a momentos muy graciosos que el público asistente, que casi abarrotó la sala, agradeció con sus aplausos continuos.

 

En la actuación de los niños del ‘Gran Molino’ ofrecieron al público asistente la interpretación de tres canciones en una actuación coral de todo el grupo, una danza de tres actos, una canción interpretada por una solista infantil, la poesía musicada ‘Mi futuro’, la canción ‘Jardín de Corazones’, interpretada a dúo, una danza de estilo hip-hop, dos canciones teatralizadas con danza, una a piano y, para acabar una ópera musical. Mientras, que en la actuación española, los niños y padres asistentes corearon canciones tan emblemáticas como ‘A mi burro, a mi burro’, ‘Estaba la rana sentada’, ‘Mambrú’ o ‘Estaba el señor don gato’.

 

El concierto, tal y como repitieron en varias ocasiones los niños que actuaban, fue una forma de estrechar lazos y tender puentes entre las culturas china y española a través de los niños, y uno de los niños, invitó a todos a que "este sólo sea el comienzo de una gran amistad que perdure por mucho tiempo".

 

El evento también servirá para hacer una gran promoción de la ciudad, ya que tanto el concierto, como los preparativos de este fueron grabados por la CCTV, además de numerosas imágenes de la ciudad y de sus monumentos, que serán emitidos todos juntos en uno de los exitosos programas de 'Gran Molino', que tienen una audiencia anual de 200 millones de personas, siendo el programa infantil más visto de toda China.