Neymar, Messi, Cristiano, Isco y Villa, estrellas de una Liga BBVA víctima del éxodo

Messi y Ronaldo, de nuevo frente a frente y esta vez con Neymar

Soldado, Negredo, Navas, Falcao o Aspas se han marchado. 


 

El mercado futbolístico en España ha estado caracterizado por la escasez en la llegada de nombres importantes a la Liga BBVA, salvo el del brasileño Neymar al FC Barcelona, mientras que el torneo español, que dará comienzo este sábado, ha visto perder a numerosos jugadores hacia el exterior, sobre todo a la 'Premier', como Álvaro Negredo, Jesús Navas o Roberto Soldado.

 

Así, y a la espera de la llegada del galés Gareth Bale al Real Madrid, los principales movimientos han sido hacia afuera o entre los propios equipos de la Liga, con los fichajes de David Villa por el Atlético de Madrid o Francisco Román Alarcón, 'Isco', por el conjunto blanco.

 

Tras varios años de rumores, a finales del pasado mes de mayo, recién acabada la Liga BBVA y tras haberse proclamado campeón, el FC Barcelona ponía fin a uno de los culebrones que ha protagonizado los últimos veranos haciendo oficial la llegada de la estrella brasileña Neymar da Silva, por el que pugnaba por el Real Madrid, por 57 millones de euros.

 

Con la premisa de buscar aún un central, el conjunto catalán contará con un equipo sobresaliente. El ex del Santos formará a partir de la próxima temporada una dupla casi inigualable al lado del argentino Leo Messi, en un equipo poco retocado, salvo en el banquillo con el fichaje de urgencia de Gerardo Martino, y donde ya no estará Thiago Alcántara, que abandonaba el club azulgrana para regresar a las órdenes de su exentrenador, Pep Guardiola, ahora en el Bayern de Múnich.

 

El brasileño ya demostró en la pasada Copa Confederaciones sus cualidades, haciendo goles claves, uno de ellos en la final ante España, y siendo galardonado como el mejor jugador. Su compenetración con Messi y su adaptación a un nuevo estilo y la fútbol europeo serán sus principales retos.

 

Enfrente estará el Real Madrid, que a diferencia de años anteriores, el denominador común de su filosofía de fichajes en este verano ha estado en la llegada de futbolistas que debían cumplir dos requisitos básicos: ser jóvenes y españoles.

 

El talentoso Isco Alarcón, Asier Illarramendi y Dani Carvajal, miembros de la selección española campeona de Europa Sub-21, así como la confirmación de Álvaro Morata como jugador del primer equipo, han encendido la ilusión de una afición que ve cómo su equipo comienza a conformar un proyecto de cara no sólo a la próxima temporada, sino a otras venideras.

 

Pero el Santiago Bernabéu, además de si viene o no Gareth Bale, también está pendiente del futuro de Cristiano Ronaldo, encargado, como ha demostrado en la pretemporada, de liderar este nuevo proyecto 'postMourinho' comandado por Carlo Ancelotti. El de Madeira ya sabe que ahora no tiene que medirse sólo a Leo Messi, sino que la llegada de Neymar supondrá un nuevo ejercicio para un futbolista que ha rayado ya a gran nivel durante la pretemporada.

 

Y al contrario que el FC Barcelona, el conjunto blanco ha remozado su cara también con salidas, y jugadores como Gonzalo Higuaín, Raúl Albiol y José Callejón emprendían un nuevo rumbo, esta vez dirección Nápoles, a las órdenes de Rafa Benítez

 

VILLA ASPIRA A SUCEDER A FALCAO

 

También por su llamativo precio se caracterizó el fichaje de David Villa por el Atlético de Madrid, que abandonaba el Barça, donde había pasado dos años discretos, en busca de minutos de cara al próximo Mundial de Brasil de 2014 y de su mejor nivel goleador, por la 'simbólica' cifra de 5 millones de euros.

 

El jugador asturiano tiene la difícil misión de sustituir al colombiano Radamel Falcao, una de las estrellas de la Liga BBVA en las dos pasadas temporadas y del resurgir rojiblanco, pero que abandonaba las filas atléticas para fichar por un proyecto bastante arriesgado, un Mónaco recién ascendido a la Primera División francesa, dejando 45 millones en las arcas 'colchoneras' y 70 goles en dos temporadas para el recuerdo de la afición.

 

El 'Guaje' tendrá la complicada misión de volver a demostrar en su quinto club en España tras Sporting, Zaragoza, Valencia y Barça que es uno de los mejores goleadores nacionales, para ayudar a un equipo donde Diego Pablo Simeone mantiene el resto de su columna vertebral con refuerzos como Leo Baptistao y Martín Demichelis, además de esperar que pueda ser el año del salto del prometedor Óliver Torres.

 

Por su parte, la Real Sociedad, sorprendente cuarta clasificada y que ha perdido a 'Illarra', ha hecho pocos cambios, mientras que el Valencia, siguiendo su casi norma habitual en los últimos veranos, se volvía a desprender de su estrella de las últimas temporadas.

 

Un desencantado Roberto Soldado se marchaba del club valencianista en dirección a la Premier, al Tottenham inglés, y el equipo blanquinegro se apresuró para ocupar su hueco con un delantero contrastado como el portugués Hélder Postiga.

 

Pero si ha habido un club que ha notado el éxodo de jugadores hacia la 'Premier' ese ha sido el Sevilla. Sus dos jugadores estrellas, Jesús Navas y Álvaro Negredo, ponían rumbo a Manchester para empezar una nueva temporada a las órdenes de Manuel Pellegrini y del potente City. Unai Emery también ha perdido al chileno Gary Medel, pero para compensar ha fichado mucho, entre ellos el mediapunta alemán Marko Marin o el delantero francés Kevin Gameiro, como nombres más significativos.

 

El resto de equipos apenas ha realizado fichajes de relumbrón, con el Málaga afrontando un nuevo proyecto tras perder a otros 'buques insignias' como Isco, Demichelis o Baptista, o el Betis, que tendrá competición europea habiendo también remozado sus filas, pero tras perder a Beñat Etxebarria, que puso rumbo al Athletic Club. Otro equipo que ha perdido a su mejor baza ha sido el Celta, que ha visto cómo Iago Aspas intentará brillar en la 'Premier' con un histórico como el Liverpool.