Neptuno vuelve a recibir al Supercampeón de Europa

El entrenador y el autor de tres de los tantos del partido, los más aclamados

El Atlético de Madrid ha celebrado este sábado junto a su afición el reciente título de la Supercopa de Eurocopa, conseguido tras derrotar de forma brillante al Chelsea (1-4), que supone el cuarto título europeo en tan sólo dos años para los colchoneros y que le corona como el mejor equipo de Europa. 

Tan sólo un día después de que el capitán Gabi alzara en el cielo de Mónaco un nuevo título europeo, jugadores y cuerpo técnico rojiblanco se subían una vez más, segunda del año, al autobús colchonero que esta vez rezaba el lema 'Soñamos despiertos'.

En torno a las ocho de la tarde, la expedición rojiblanca comenzaba el camino hacia Neptuno por la capital de España, en donde los 'supercampeones' recibían el apoyo y el cariño de toda la afición. Así, y mientras la fiesta continuaba dentro del autobús descapotable, en menos de una hora el Atleti alcanzaba la glorieta de Neptuno, en donde se congregaban miles de aficionados devotos de sus ídolos.

Ya sobre el escenario situado a los pies de la estatua griega, los integrantes de la plantilla fueron presentados uno a uno por el 'speaker', para colocarse en la pasarela en donde esperaba Carlos Jean que animaba la fiesta que formaban los entorno a diez mil aficionados atléticos.

Así, los héroes rojiblancos, ataviados con banderas y bufandas rojiblancas, festejaban y cantaban hermanados con una plaza que parecía la grada del Calderón. Extasiados, y como no podía ser de otra forma, la gran ovación de la noche se la llevó el mejor jugador de la Supercopa: Radamel Falcao. Agradecido, respondió a los cánticos con su nombre y aseguró que "un 'hat-trick' en una final, es algo que supera cualquier expectativa".

SIMEONE, EMOCIONADO: "HEMOS GANADO CON VUESTRO CORAZÓN".

El otro gran protagonista de la gran celebración fue el entrenador Diego Simeone, quien pronunció una de las grandes frases de tarde-noche de verano madrileña. "Si ayer ganamos fue porque jugamos con vuestro corazón, el de cada uno de los atléticos. Era importante para todos los que queremos a este club y hay que dar las gracias a los jugadores por su esfuerzo. Fue el partido perfecto", expresó emocionado.

Además, gran parte del protagonismo se lo llevó también quien sustituye a Antonio López como capitán rojiblanco, Gabi, encargado de levantar por primera vez el trofeo de la Supercopa en Mónaco. "Esto no es casualidad. El equipo se prepara y la afición nos apoya al máximo. Volveremos a ganar seguro", aseguró antes de anudar una bufanda en el brazo y atar al cuello una bandera con el escudo del Atlético en el Dios Neptuno.

Así, ya coronada la estatua madrileña, el gran colofón final se produjo cuando, hermanados con cada uno de los aficionados presentes en Neptuno, todos los jugadores rojiblancos cantaron de principio a fin el himno del Atlético de Madrid, situación que dejó patente el compromiso e ilusión con el que todo el equipo de Simeone afronta esta nueva temporada.