Navarro resta importancia a la discrepancia con el PSOE y garantiza que seguirán juntos: "No vamos a romper"

Considera que PSOE Y PSC hicieron "lo que tenían que hacer" ante la iniciativa "irresponsable" de UPyD sobre el derecho a decidir


MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSC, Pere Navarro, ha restado importancia este miércoles a la discrepancia con el PSOE sobre el derecho a decidir que se plasmó ayer nuevamente en la votación de una moción en el Congreso y ha garantizado que ambos partidos seguirán juntos y defendiendo su proyecto de reforma de la Constitución. "No vamos a romper", ha recalcado.

En declaraciones a los periodistas en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid, el líder de los socialistas catalanes ha explicado que en la tarde de ayer habló con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre la iniciativa de UPyD que apoyó el PSOE y en cuya votación se abstuvieron los socialistas catalanes.

"Yo creo que el PSOE hizo lo que tenía que hacer probablemente y el PSC hizo lo que tenía que hacer", ha insistido Navarro, que no ha querido referirse a las voces que han vuelto a resurgir defendiendo que el PSOE debe tener marca propia en Cataluña.

"YO ME SIENTO SOCIALISTA Y MIS COMPAÑEROS TAMBIÉN"

El líder del PSC ha subrayado que el "portavoz oficial" del PSOE es Alfredo Pérez Rubalcaba, pero sí ha respondido a Alfonso Guerra, que este miércoles ha dicho que el PSC ya no es socialista, porque está muy cerca de las posiciones nacionalistas: "Yo me siento socialista y mis compañeros también", ha remachado.

Navarro, que ha asegurado que su visita a Madrid de este miércoles no es consecuencia de la votación de ayer y ha recordado que viaja a la capital "bastante a menudo", ha asegurado que el PSC comparte "muchísimas cosas" con Rubalcaba y la Ejecutiva Federal del PSOE, entre ellas el "proyecto común" para reformar la Constitución.

UPyD QUERÍA "AMPLIFICAR LA DIVISIÓN"

Navarro ha explicado que los diputados socialistas catalanes no votaron a favor de la iniciativa de UPyD porque no pueden "apoyar ninguna resolución o acuerdo" que venga a "amplificar la división" que existe ahora mismo sobre Cataluña.

Además, ha criticado a la líder del partido que la propuso, Rosa Díez, quien, a su juicio, "actúa irresponsablemente" por querer "lanzar la Constitución unos contra otros". "La Constitución no debe ser una muralla, debe ser un puente", ha recalcado.

Y, en este punto, ha recordado que los socialistas tienen un "proyecto compartido" para reformar la Carta Magna hacia el federalismo, una propuesta que se basa en la "regeneración democrática" y en la que ha asegurado que el PSC va a seguir trabajando "con el conjunto de los socialistas de España" porque "es la única solución que existe en este momento".

De hecho, ha insistido que, pese a la discrepancia ya conocida entre PSOE y PSC sobre el derecho a decidir, lo importante, en su opinión es que los socialistas van a defender conjuntamente la declaración que suscribieron en Granada el pasado mes de julio. Según ha dicho, este texto es "la novedad" y no las diferencias sobre ese asunto.

Además, ha subrayado que los distintos puntos de vista sobre la consulta no son "un problema entre el PSOE y el PSC", sino que es "una cuestión entre Cataluña y el resto de España" y así hay que verlo.

"Todos los socialistas estamos implicados en encontrar caminos de acuerdo y de solución de esa situación y, más allá de la discrepancia puntual, lo que es más importante es que estamos comprometidos en esos caminos conjuntos", ha añadido.

Navarro no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de que el Grupo Socialista en el Congreso sancione a los diputados catalanes que ayer no respetaron la disciplina de voto, ya que, en su opinión, hablar de multas es algo "irrelevante" teniendo en cuenta los problemas "tan graves" que atraviesa el país.