Navarro recupera su 'Bomba' y el FC Barcelona arrolla al Lokomotiv

El equipo de Xavi Pascual viaja a Barcelona con 1-1 en la serie por lo que el Palau puede decidir el pase a la Final Four.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

LOKOMOTIV KUBAN KRASNODAR: Delaney (19), Bykov (12), Broekhoff (2), Claver (2), Randolph (17) --cinco inicial--; Singleton (3), Draper (5), Janning (4), Zubkov (2).

  

FC BARCELONA LASSA: Satoransky (13), Navarro (18), Perperoglou (13), Doellman (12), Tomic (12) --cinco inicial--; Ribas (6), Abrines (8), Vezenkov (-), Samuels (4), Oleson (4), Arroyo (2).

  

PARCIALES: 19-24, 12-24, 18-23 y 17-21.

  

ÁRBITROS: Rocha (POR), Paternico (ITA) y Latisevs (LET). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Basket Hall, 7.457 espectadores.

El FC Barcelona Lassa ha resurgido de las cenizas del final del primer partido en Rusia para arrollar al Lokomotiv Kuban Krasnodar (66-92) en el segundo asalto de este 'play-off' de la Euroliga en el Basket Hall y, de este modo, podría decidir la serie en el Palau Blaugrana si se hace fuerte y gana ambos partidos, mientras que los rusos deben ganar por lo menos una vez en Barcelona para volver a casa a jugar el punto definitivo.

  

La victoria era obligada para un Barça Lassa que se podía complicar la vida en caso de derrota. Ir al Palau con un 0-2 y tres 'match ball' en contra hubiera sido un lastre más que considerable que ha quedado en nada gracias a la exhibición de este viernes. Liderados por Juan Carlos Navarro en su partido número 300 de Euroliga, los blaugranas no dieron opción alguna a un Lokomotiv perdido pese a un intento de reacción final.

  

Nunca llegó a poder luchar por este partido un Krasnodar que, pese a seguir duro en defensa, no desquició al Barça sino todo lo contrario; le animó a pelear y pelear hasta el final. El equipo de Xavi Pascual, que rotó bien al equipo, demostró haber aprendido la lección del primer asalto cuando, pese a haber dominado, se dejó remontar en un final de pésimo acierto y de muchos errores en ambos lados de la pista.

  

Pese a que el Barça volvió a tener pérdidas y algunos errores en el primer cuarto, el duelo no tuvo nada que ver con lo visto el miércoles. El bando catalán fue un huracán en la primera parte, donde logró un 31-48 de mucho mérito al tener enfrente a la mejor defensa del 'Top 16'. Se quitaron el miedo de encima los de Pascual, fueron de menos a más y llegaron a anular a su rival. Solo había un equipo en la pista y con un objetivo; no descentrarse para sentenciar.

  

Solo Delaney y Randolph en momentos puntuales pudieron seguir el ritmo anotador de los blaugranas. Esta vez sí corrieron el parqué ruso, sí movieron rápido a sus rivales y encontraron un gran acierto en el triple y, en general, en los tiros de campo. Pese a la ausencia de Joey Dorsey, aquejado del esguince de tobillo que se produjo al descanso del primer partido, el Barça se agigantó en todas sus facetas dispuesto a llevar la serie igualada a Barcelona, como así sucedió.

  

Destacó el capitán Juan Carlos Navarro, moviendo bien a sus compañeros, así como una mejora clara de Ante Tomic en la pintura, de Tomas Satoransky en la dirección de juego y de un Stratos Perperoglou que fue clave para llevar de cabeza al rival jugando tanto de '3' como de '4' abierto. Demostró el Barça tener más fondo de armario y más argumentos tácticos y, una vez puesto esto en juego, no hubo más partido que el que quiso tener el equipo blaugrana.

  

Eso sí, el Lokomotiv Kuban es un equipo de carácter que ha demostrado en toda esta Euroliga que no se va del partido. Y hubo un momento de dificultad en el último cuarto cuando los rusos se acercaron en el marcador, aunque siempre con el Barça con un colchón superior a los 10 puntos. La máxima llegó a ser de 30 puntos (38-68) y en el último periodo el equipo local recortó considerablemente la diferencia en el marcador.

  

Pero el Barça tenía el tiempo controlado, tenía el duelo en sus manos y, cuando parecía que podía remontar el Lokomotiv, Pascual reaccionó. Esta vez no hubo lamentaciones, no hubo fallos incomprensibles ni regalos al rival. Sí algo de dudas en cuanto se acercaron a 13 puntos, todavía con casi 5 minutos por jugar, pero ahí entró el temple de un Barça que sabía que hasta ganar por 1 punto le valía. Se repitió el mal final de partido pero en escenarios y circunstancias bien distintas, pues Navarro decidió cuándo acabar con la reacción rusa para volver a poner tierra de por medio.

 

RÉCORD DE NAVARRO; 300 PARTIDOS

  

Y es que el capitán blaugrana sigue haciendo historia al jugar este viernes su partido número 300 en la Euroliga, afianzando su liderazgo como jugador con más duelos disputados en la competición, todos con la camiseta blaugrana.

  

Navarro, ganador dos veces de la Euroliga (2003 y 2010), siendo MVP en la Final Four de París, es además el máximo anotador histórico de la Euroliga, con 3.869 puntos, el máximo triplista de la historia, con 574 triples, y el jugador que más faltas ha recibido, con 1.122.