Nadal, solvente; Muguruza, desconocida

Nadal

El tenista español Rafael Nadal se ha mostrado impasible frente al italiano Andreas Seppi (6-3, 6-3), sumando este martes su segunda victoria en los individuales de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con contundencia por un doble 6-3 y citándose con el francés Gilles Simon en los octavos de final.

Nadal arrancó con el viento de cara y comenzó como más le gusta, con un 'break' inicial, lo que le permitió llevar a la perfección los tiempos del duelo con el marcador favorable. El abanderado español condenó a su rival a largas pugnas en cada servicio, provocando que cada pelota ganada fuera acompañada de un 'plus' de desgaste físico.

 

Tras el 3-0 inicial, ambas raquetas se apoderaron de sus respectivos saques hasta el desenlace de la manga, que no se cerró hasta pasados tres cuartos de hora. Al resto, el balear dispuso de una bola de set con 5-2 en el marcador, pero desaprovechó su oportunidad. No obstante, el número cinco del mundo se encargó de cerrar su primer punto en el juego siguiente y a lo grande, en forma de 'ace'.

 

La esperada mejoría de Seppi, un tenista combativo y que en su historial tiene buenas victorias, puso a prueba a Nadal en el segundo parcial, amenazando con la rotura, pero el español tiró de garra para superar las adversidades. Inmediatamente después de estar contra las cuerdas, el manacorí no perdonó y consiguió una rotura que sería de nuevo de oro.

 

Sin prisa, pero sin pausa, el campeón en Pekín 2008 fue capaz de manejar el juego con suficiencia desde la línea de fondo e hizo valer el privilegio de su renta. Después de 1 hora y 48 minutos de choque, Rafa Nadal certificó su presencia en la tercera eliminatoria con un idéntico 6-3 mediante un nuevo 'break'.

 

De esta forma, el de Manacor sumó su séptima victoria en ocho enfrentamientos ante Andreas Seppi horas antes de su segundo partido del día, correspondiente a la segunda ronda de los dobles masculinos junto a Marc López contra la pareja austriaca formada por Oliver Marach y Alex Peya.

 

MUGURUZA DICE ADIOS

 

La tercera cabeza de serie, Muguruza, fue la última en caer en una pobre actuación en la que no supo dar continuidad a sus dos primeros encuentros. La tenista nacida en Caracas estuvo errática con su servicio y se mostró incapaz de meter mano a su inspirada rival.

 

Como si de una pesadilla se tratase, la hispano-venezolana sufrió un 'break' tras otro ante la puertorriqueña. Puig puso un sonoro 4-1 en el marcador que no dejó escapar rompiendo de nuevo a la vigente campeona de Roland Garros. Muguruza realizó cuatro dobles faltas durante el primer set y cometió 15 errores, con un apenas 47% de primer saque.

 

Puig, que derrotó a Pavlyunchekova y Hercog en la primera y segunda ronda, volvió a romper el saque de Muguruza en el primer juego del segundo set tras una nueva doble falta de Muguruza. La número cuatro del mundo sufrió para recuperar la desventaja pero de nuevo se vio condenada por su baja efectividad al saque.

 

La americana se colocaba 3-1 al mantener su saque y sentenciaba el duelo con una nueva ruptura. Puig se hacía con los dos siguientes juegos y daba la gran sorpresa al derrotar por un doble 6-1 a una de las favoritas y número uno española.

Noticias relacionadas