Nadal, Hijo Adoptivo de Madrid por "ser un gran deportista a fuerza de ser una buena persona"

Botella y Rafa Nadal
El tenista mallorquín Rafa Nadal ya es Hijo Adoptivo de Madrid, un reconocimiento dado por los 57 concejales de la Corporación que, en palabras de la alcaldesa, Ana Botella, "ha llegado a ser un gran deportista a fuerza de ser una buena persona".
MADRID, 5 (EUROPA PRESS)



La regidora se dirigió así este lunes al número uno del mundo durante un Pleno extraordinario en el que el balear estuvo arropado por su familia --su padre, su madre y su tío-- y en el que la alcaldesa le calificó como un "estandarte de los valores humanos" y un "español universal", destacando su "sencillez", su "admirable humildad que demuestra tanto en la victoria como en la derrota" y la "perseverancia".

La edil madrileña no quiso olvidar en su intervención al pionero que hizo que el tenis pasara de algo "semidesconocido y elitista" a ser un deporte popular, Manolo Santana, que puso las primeras bases de la "edad de oro" del deporte español, que ha engrandecido Nadal.

Botella también puso el acento en "lo gran español" que es el mallorquín y que proclama "en todos los rincones del mundo" y en su "sereno patriotismo", todo ello de la mano de su "caballerosidad en la victoria y en la derrota" en un alarde de "generosidad".

Por su parte, Nadal dio las "gracias" por este reconocimiento en un "día especial" para él, donde dejó claro que se siente "muy cercano" a la ciudad de Madrid, que le "encanta", de la que siempre recibe su "cariño" y en la que ha vivido "emociones inolvidables".

El balear resaltó que en su papel dentro del "mundo del deporte de elite" su misión es la de "dar ejemplo". "Somos la referencia para muchos niños y no podemos ni debemos fallarles. La victoria se puede conseguir por muchos caminos, pero el respeto al rival, la humildad, el trabajo y la ilusión son los valores en los que creo, no sólo en el deporte sino en la vida. Más allá de ganar o perder, debemos ser ejemplares en nuestro comportamiento", apuntó.

"En Madrid siempre se apoya al deporte y este 'Edad de Oro' del deporte español también le debe mucho a esta ciudad, y la próxima final de la 'Champions' es un ejemplo más. Siento que este título que se me concede va más allá de mis éxitos deportivos y eso me genera satisfacción. También conlleva una responsabilidad y por eso me comprometo con Madrid y me pongo a su disposición", sentenció Nadal.

El título de Hijo Adoptivo de Madrid no es el único reconocimiento de la ciudad que tiene en su haber el número uno del mundo ya que hace siete años recibió la Medalla de Oro de la Ciudad por sus extraordinarios méritos en el deporte, obtenidos sólo con 20 años, y por su apoyo incondicional al Masters 1000 de Madrid.

Ahora, con 62 títulos en su palmarés, donde se incluyen 13 'grandes', cuatro Copa Davis, un oro olímpico y el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, Nadal sigue siendo, como indicó Botella, "una persona ejemplar cuyos méritos trascienden el ámbito deportivo".