Nadal: "El torneo de Wimbledon es el más peligroso del año"

"Obviamente ganar Roland Garros me ha dado mucha confianza y me da la posibilidad de jugar aquí con menos presión".

El tenista español y número uno del mundo, Rafael Nadal, aseguró este sábado que "Wimbledon es el torneo más peligroso del año" porque la hierba complica "el control del partido", a la vez que reconoció que aunque el triunfo en Roland Garros le ha cargado de moral, el torneo será complicado porque "no ha jugado mucho" en hierba en los últimos años.

  

"El torneo de Wimbledon es el más peligro del año. Este es un torneo en el que empiezas en primera ronda y si la superficie no te permite controlar el partido de una forma correcta, se te puede escapar de las manos", destacó un Nadal que debutará el martes con el eslovaco Martin Klizan.

 

Por otro lado, el mallorquín reconoció que ganar en París "le ha dado mucha confianza", aunque sabe que la hierba no es su mejor superficie. "Al final, todo el mundo recuerda el nombre del ganador. Todos recuerdan las victorias pero nadie se acuerda de las derrotas. Obviamente ganar Roland Garros me ha dado mucha confianza y me da la posibilidad de jugar aquí con menos presión", indicó.

  

"Es cierto que no he jugado mucho en hierba en estos últimos. No tengo que empezar de cero porque he jugado muchas veces en mi carrera en esta superficie, pero sí es cierto que tendré que recordar cómo se hacía", apuntó el tenista balear, cuya preparación previa a Wimbledon se quedó en una derrota a las primeras de cambio en Halle.

  

Para acabar, el manacorí habló sobre la eliminación de la selección española en el Mundial. "Para mí, no hubo falta de motivación de los jugadores. Como todos los españoles, estoy triste,  pero mentalmente mi motivación en este torneo siempre está al máximo y no tengo que hacer nada extra porque España haya quedado eliminada del Mundial", afirmó

  

"El deporte es así, todos los sabemos. No es la primera vez que esto ocurre en el mundo del deporte y no va a ser la última. Esto se basa en un comienzo y en un fin. Ahora, después de una derrota uno se siente más liberado para hacer cualquier cambio", sentenció.