Nadal aprovecha la desconexión de Wawrinka y se mete en semifinales

Rafa Nadal

El tenista español Rafa Nadal ya está en semifinales del Masters 1.000 de Montecarlo, tercero de la temporada, después de superar este viernes a un desconectado Stanislas Wawrinka (6-1, 6-4), y buscará la final contra Andy Murray, que superó por la vía rápida a Milos Raonic (6-2, 6-0).

El duelo entre los números cuatro y cinco del mundo tuvo mucho menos historia de lo esperado, sobre todo en el primer set, que Wawrinka encaró visiblemente desconcentrado y protagonizando varios encontronazos con el juez de silla, una oportunidad que Nadal no dejó pasar.

Apenas 26 minutos tardó el balear en apuntarse la primera manga frente a un rival desconocido que llegó a romper la raqueta en un gesto de rabia más consigo mismo, ya que las decisiones del juez no influyeron en el marcador. Tras el 1-1 inicial, Nadal se apuntó cinco juegos consecutivos y encarriló el pase a semifinales.

El helvético, ganador en 2014 y que llegó a ser silbado por el público monegasco en este set inicial, mejoró su rendimiento en el segundo, pero Nadal siguió controlando en todo momento un partido que cerró después de una hora y 17 minutos.

El único momento de duda llegó después del 'break' que le permitió situarse con 3-2 y saque. Cuando lo tenía todo a favor, encajó una inesperada rotura de servicio en blanco que, finalmente, quedó en un mero espejismo. Wawrinka, que dobló sus errores no forzados respecto a los golpes ganadores (14-29), no aprovechó su única ocasión de reengancharse al partido ante un rival que tampoco le dejó.

Con 4-4 en el marcador, el jugador de Lausana encadenó tres fallos y dejó el 'break' en bandeja al manacorí, que lo confirmó y se colocó con 5-4 y saque. Esta vez, el ocho veces campeón en Montecarlo no dio ningún hilo de vida a su rival y confirmó su victoria en la tercera bola de partido de la que dispuso.

Este sábado, Nadal buscará su décima final en el Principado ante Murray, que lo tuvo aún más fácil ante un desconocido Milos Raonic que no sumó ni un 'ace' y sucumbió en poco más de una hora de encuentro. El español domina por 16-6 en los duelos directos, aunque el escocés se impuso con claridad en su último precedente sobre tierra batida, la final del Mutua Madrid Open 2015 (6-3, 6-2).