Nace el Consorcio del Ovino de Castilla y León: 55 millones de litros de leche y 800 ganaderos

Acto tras la asamblea del Consorcio del Ovino.

El consorcio ha celebrado su asamblea en Villapando donde ha ratificado su fuerte unión, con la que producirá el 25% del total de la leche de oveja de Castilla y León.

Más de 800 ganaderos comercializarán y producirán de forma conjunta más de 55 millones de litros de leche tras la creación y puesto en funcionamiento del Consorcio de Promoción del Ovino de Castilla y León, fruto de la unión entre seis cooperativas. El Consorcio ha celebrado este lunes su Asamblea General en Villalpando (Zamora), donde ha estado presente la consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, quien ha mostrado "la satisfacción y orgullo por el trabajo realizado por el Consorcio para convertirse en un referente la Comunidad".

 

Marcos ha explicado que la unión de cooperativas y concentración de volumen de producción permitirá a más de 800 ganadores comercializar de forma conjunta, tener más capacidad de decisión, un mejor funcionamiento y ser más fuertes y competitivos. En este sentido ha resaltado ante los medios de comunicación que "más allá del precio de la leche, han mirando hacia adelante y han creído en las plataformas de competitividad".

 

Así, Marcos les ha agradecido el haber abandonado el individualismo para "dar futuro al campo" en un Consorcio que va a permitir "después de no pocos esfuerzos" crear una cooperativa de primer grado que tendrá "fuerza en la negociación y en el día a día". 

 

Respecto a los 55 millones de litros de leche de producción conjunta, suponen un 25 por ciento del total de Castilla y León, lo que "también supone un espaldarazo al sector" que se une, a juicio de Milagros Marcos, al impulso realizado desde la Junta con "apertura de mercados, innovación, líneas de apoyo, incorporación de jóvenes e identificación". De hecho, respecto a ese último término ha insistido en la importancia de la identificación para que los consumidores sepan que el producto que adquieren es absolutamente autóctono.