Murray remonta y deja a Verdasco sin semifinales

El tenista escocés Andy Murray apartó al español Fernando Verdasco de las semifinales de Wimbledon después de remontar dos sets en contra (4-6, 3-6, 6-1, 6-4, 7-5) ante el eufórico público de la Central del All England Club, con lo que deja el torneo sin españoles y se medirá al polaco Jerzy Janowicz con el objetivo de repetir final en el tercer 'grande' de la temporada.

La mejora, lenta pero constante, del tenista de la 'Armada' estuvo cerca de tener el premio gordo en Londres. Sin embargo, Murray dejó a Verdasco sin sus primeras semifinales en el 'grande' londinense, la que hubiera sido su segunda presencia entre los cuatro mejores de un 'Grand Slam' tras estar entre ellos en el Abierto de Australia de 2009. 'Fer' lo tuvo en su mano, pero el oro olímpico en Londres, en este mismo escenario hace poco más de un año, reaccionó 'in extremis' para dar la vuelta al marcador y culminar la victoria en un igualado quinto set.


El tenista madrileño entró en el primer parcial sin dudas, con algún error no forzado en el inicio, pero seguro con su saque y su derecha. Murray por su parte empezó sin la total contundencia del a priori favorito con lo que la manga se mantuvo igualada y con Verdasco sumando poco a poco la motivación suficiente. 'Fer' salvó dos bolas de 'break' y en el décimo juego apretó y se llevó la primera manga al resto (4-6), con una doble falta de su rival.

La efectividad del madrileño no despistó al escocés. El finalista de Wimbledon el pasado año buscó y encontró la reacción de su tenis en el segundo set. En el tercer juego, el tenista local se puso por delante con su primer 'break' a favor, pero a continuación entró en un bucle de errores no forzados que permitieron a Verdasco recuperar su servicio. La entrada en barrena del británico fue aprovechada por el español, que en el octavo juego dio la vuelta al set (3-5) para poner el 2-0 a continuación.

Lo intentaba Murray pero la respuesta de Verdasco era inapelable. Contra las cuerdas, no le quedó otra al escocés que aferrarse a la épica y al apoyo de un estadio entregado. El madrileño dio un bajón lógico y el británico se llevó la tercera manga sin grandes problemas (6-1). Ya en la cuarta manga, 'Fer' volvió a dominar los peloteos como en los primeros sets, desquiciando a su rival. Sin embargo, de meterse el partido en el bolsillo, Verdasco pasó a ver cómo Murray forzaba el quinto set. El madrileño desaprovechó la opción de 'break' en el sexto juego y en el séptimo Murray no lo hizo (4-3). Jadeado por el público, el número dos del mundo se agarraba a la pista.

Con las espadas en todo lo alto, el quinto parcial fue muy igualado, con ambos concentrados en no ceder su saque. La motivación extra por el público y la frescura se notaban en Murray. Con la llegada de los juegos decisivos, el escocés sacó fuerzas para controlar mejor su derecha y sumar el 'break' decisivo en la única bola del set, justo en el undécimo juego. La sentencia llegó a continuación (7-5).

Verdasco decía adiós así, aunque con la cabeza alta, cayendo, pero ante un rival de entidad, que remonta por séptima vez un 2-0 en contra, la segunda vez que lo hace en Wimbledon. La derrota del madrileño supone además la eliminación del último español que quedaba en liza tras la eliminación también este miércoles en cuartos de final de David Ferrer a manos de Juan Martín del Potro.

JANOWICZ, PRIMER POLACO EN LAS SEMIFINALES DE UN 'GRANDE'

En el otro duelo de cuartos, Jerzy Janowicz impuso su favoritismo ante su compatriota Lukasz Kubot llevándose la victoria en tres sets (7-5, 6-4, 6-4). Janowicz, verdugo del español Nicolás Almagro en tercera ronda, se convirtió en el primer polaco en alcanzar las semifinales de un 'grande'. El favorito número 24 en Londres mostró contundencia y seguridad ante su veterano contrincante.

En el primer set, muy igualado, rompió a su rival en el undécimo juego, mientras que en el segundo, con un solo 'break' también (en el séptimo juego) puso el partido de su lado (2-0). La contundencia de Janowicz apareció de nuevo en el momento clave del tercer set, rompiendo en el noveno juego para dejar el billete a semifinales en bandeja (6-4).