Mujeres, de entre 35 y 49 años con hijos y que han perdido sus empleos, perfil de los atendidos en Cáritas en 2014

Vagabundo, pobreza, ciudad, parque
Se constata un fortalecimiento de los voluntarios, socios y donantes privados


MURCIA, 2 (EUROPA PRESS)

Los ciudadanos españoles (47 por ciento) e inmigrantes (53 por ciento), con un predominio claro de mujeres (65 por ciento) frente al 35 por ciento de hombres y mayoritariamente jóvenes, con edades comprendidas entre los 35-49 años (45 por ciento), con hijos y que han perdido sus empleos es el perfil de las personas que el pasado año se acercaron a Cáritas en demanda de ayuda.

Así se desprende de su memoria anual 2014, en donde se refleja que el total de atendidos en la Región de Murcia asciende a 108.559 personas, un 47 por ciento españoles y un 53 por ciento inmigrantes. Un dato que llama la atención si se compara con 2008, cuando el número de personas atendidas giraba en torno a 32.000.

A partir de la consolidación de esta situación, en el año 2010, la atención de Cáritas Diocesana se ha visto mantenida por encima de las 100.000 personas.

Para ello, Cáritas Diócesis de Cartagena invirtió 7.016.731 euros, de los que un 63 por ciento proceden de aportaciones privadas y un 37 por ciento de fondos públicos.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda, hay que destacar que la acción de Cáritas ha sido posible gracias a participación de 3.100 voluntarios que han querido implicarse y de los 179 agentes contratados.

En la Memoria Anual 2014 se constata un fortalecimiento de los voluntarios, socios y donantes privados que, lejos de mermar su aportación debido a la situación de crisis por la que aún seguimos atravesando, se ha visto reforzada en un 9,1 por ciento con respecto al ejercicio del año 2013.

Esto se traduce en que los ciudadanos murcianos son conscientes de la dura realidad que muchos están atravesando y no dudan ser más solidarios para intentar ayudar a esta institución en su labor socio-caritativa.

Para llevar a cabo toda la acción de Cáritas en la Región de Murcia, esta institución cuenta con 150 Cáritas Parroquiales y 16 Centros de Acción Especializada, coordinados con los Servicios Generales de la institución.

Cáritas, como institución de la Iglesia, decidió en el año 2014 apostar por la defensa y promoción del derecho al trabajo de todas las personas, especialmente de las más empobrecidas. Para ello, desarrolla numerosas actuaciones de empleo y formación en diferentes puntos de la Región (Cartagena, San Javier, Cehegín, Águilas, Alcantarilla y Murcia).

Entre las acciones se encuentran los servicios de acogida y orientación laboral, acompañamiento de procesos de inserción socio-laboral, cursos de formación, prospección e intermediación laboral con empresas y empleadores de servicio doméstico e impulso de iniciativas de Economía Social.

INICIATIVAS

Un total de 907 personas han participado en itinerarios personalizados de inserción laboral, de los cuales, y gracias al programa de Empleo Diocesano, 98 personas han podido acceder a un empleo a través de las acciones de intermediación realizadas y 174 han mejorado su formación a través de las 11 acciones formativas desarrolladas.

Para llevar a cabo este programa Cáritas ha contado con 32 voluntarios y se han invertido 554.574 euros.

Tal y como expresa José Saura, director de Cáritas Diócesis de Cartagena, en la presentación de esta Memoria titulada 'Las metas de nuestra acción caritativa', "nos disponemos a trabajar en proyectos que, sin abandonar nuestra función subsidiaria en relación a tareas que deberían abordar de nuevo los poderes e instituciones públicas, incidan en la acogida y acompañamiento y al desarrollo integral de la persona poniéndola en el centro de nuestra acción, con especial atención a la preparación de los más pobres y excluidos contribuyendo así a romper las cadenas que han mantenido a tantos hermanos nuestros atados a la pobreza".

Para conseguir este objetivo, Cáritas ha desarrollado un amplio número de proyectos integrados en ocho grandes programas de atención a las personas: Acogida y Atención Primaria, Desarrollo Integral, Educación y Relaciones Sociales, Empleo y Formación, Vivienda, Asesoramiento Especializado en Inmigración, Reclusos y ex reclusos y Cooperación Internacional.

La puerta de entrada de esta institución, generalmente se produce en las 150 Cáritas Parroquiales repartidas por toda la geografía Regional, siendo el programa de Acogida, Atención primaria y acción de base, el que cubre necesidades básicas y de urgencia, invirtiéndose un total de 2.646.658 euros.

El resto de programas ofrecen servicios de carácter más especializado atendiendo a las necesidades concretas de cada individuo con el fin de promocionar y conseguir el desarrollo integral de los que se encuentran en situación de pobreza y exclusión social.

En el ejercicio 2014 Cáritas realizó un total de 195.859 entregas de alimentos en especie, procedentes de los Bancos de Alimentos del Segura, Banco de Alimentos de la Región de Murcia y Cruz Roja, así como del Centro Obispo Azagra, titularidad de Cáritas.

Además, las Cáritas Parroquiales llevan a cabo durante todo el año, una labor muy activa de recogida de alimentos para su posterior distribución, a través de campañas de recogida, donaciones esporádicas y comprados por la misma Cáritas Parroquial.

Para facilitar a las familias con dificultades, el acceso a productos de primera necesidad, de manera que se contribuya a que su economía familiar no se vea mermada por la situación de crisis, Cáritas dispone también de tres Economatos en los municipios de Torre Pacheco, Cartagena y Lorca. En ellos, se ha atendido a 3.623 personas con una inversión de 1.110.381 euros.

Por otro lado, Cáritas, en su red parroquial y de centros, en el desarrollo del programa de atención primaria, entiende que las ayudas económicas no son un fin en sí mismo, sino un recurso más que apoya y fortalece la atención, ayudando y facilitando las respuestas a las necesidades más básicas de las personas.

El número de participantes que han recibido 'Ayudas Económicas de Apoyo a Procesos de Acompañamiento' gestionadas desde los Servicios Generales de Cáritas y tramitadas desde las Cáritas Parroquiales y Centros de Acción Especializada ascendió en 2014 a 1.688 personas.