Mueren dos militares españoles en Afganistán al explotar un artefacto

Otros tres resultan heridos graves
Los fallecidos son el sargento Manuel Argudin Perrino y la soldado Niyireth Pineda Marín. Los heridos, que han sido evacuados en helicóptero al hospital Role 2 de Bala Murghab, son el soldado Rubén Velázquez Herrera, que ha recibido diversas contusiones; el soldado Jhony Alirio Herrera Trejos, que ha sufrido fracturas en piernas y probable fractura en un brazo; y el soldado Roi Villa Souto, con fracturas en piernas.

Los militares españoles se encontraban realizando una patrulla de reconocimiento, a unos 20 kilómetros al norte de Qala-i-Naw.

Los cinco militares pertenecen al Regimiento de Infantería 'Soria nº 9', que tiene su sede en Fuerteventura. Los familiares de los fallecidos y heridos ya han sido informados.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, comparecerá esta tarde a las 19 horas para ampliar la información sobre el atentado y después se trasladará a Afganistán.

ÚLTIMO ATAQUE, HACE 8 DÍAS

Las tropas españolas en Afganistán sufrieron su último ataque el sábado 18 de junio, cuando cuatro militares españoles y un intérprete civil resultaron heridos al estallar otro artefacto explosivo en las proximidades de Ludina (Afganistán), al paso de un blindado 'Lince' en el que viajaban.

En esta ocasión dos de los militares, el teniente A.G.B. y la soldado J.G.L., resultaron heridos de gravedad y ambos sufrieron la amputación de una pierna.

Chacón aseguró que la cantidad de explosivos utilizado en este ataque "era mucho mayor" de cualquier otro sufrido nunca por las tropas españolas en Afganistán.

1.500 SOLDADOS DESPLEGADOS

En la actualidad, España mantiene en Afganistán alrededor de 1.500 efectivos, la mayoría desplegados en la provincia de Badghis.

El pasado viernes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que el Ejecutivo tiene un "plan de retirada" de Afganistán que contempla que el repliegue comience en 2012 y que se complete en 2014.

En concreto, el Gobierno prevé que en el primer semestre del 2012 se retire "en torno al 10% de los efectivos", en el primer semestre de 2013 "hasta un 40%" de los militares y en 2014 se produzca la "retirada completa".