Muere un soldado español en el Libano durante un intercambio de ataques entre Israel y Hezbolá

La agencia oficial libanesa ha informado este miércoles de que un militar español nacido en Málaga ha fallecido durante un intercambio de disparos entre el Ejército israelí y milicianos de Hezbolá en el sur de Líbano.

Un portavoz de la Fuerza Internacional de la ONU en Líbano (FINUL) ha anunciado que uno de sus efectivos ha fallecido este miércoles en el enfrentamiento que mantienen en las últimas horas el Ejército israelí y el partido-milicia chií libanés Hezbolá, informa el diario 'Daily Star'.

 

Según la agencia oficial libanesa se trata de un soldado español, y en España ha sido el presidente Rajoy el que a través de twitter lo ha confirmado. 

 

"Mi más profundo pesar por el fallecimiento del militar español en Líbano. Mi afecto y condolencias a su familia y compañeros", indica Rajoy en un comentario de su cuenta personal y que además firma él mismo con las iniciales 'MR'.

 


Se trata del cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, casado y sin hijos. Estaba destinado en la Brigada 'Guzmán el Bueno' X de Córdoba, según ha confirmado el Ministerio de Defensa en su cuenta de Twitter. El ministro Pedro Morenés ha cancelado su viaje oficial a India. Margallo ha recalcado que el fallecimiento del cabo español ha sido un "accidente", ya que el ataque israelí se dirigía contra los milicianos de Hezbolá en respuesta a un ataque previo de esta milicia.

 

Milicianos de Hezbolá han atacado a primera hora de la mañana un convoy militar israelí en la zona de las granjas de Shebaa, junto a la frontera de Líbano, dejando cuatro soldados heridos. El Ejército israelíl ha replicado realizando disparos de artillería contra el sur de Líbano.

 

En estos momentos son 580 los militares españoles forman parte de la misión en la base de Marjaiun.

 

El español fallecido estaba en la posición 428 sobre la Blue Line, en la aldea de Gayá, la zona fronteriza entre Líbano e Israel donde están situadas las tropas de la ONU. El fuego de mortero lo había lanzado el Ejército israelí en represalia por un ataque del movimiento chií libanés Hezbolá

 

 





 

Noticias relacionadas