Muere un hombre corneado en el corazón por un novillo en el primero de los encierros de Cuéllar

En el parte médico figura además un herido por contusiones y un traumatismo craneoencefálico que ha sido trasladado al Hospital Segoviano para su valoración.

Un hombre, de más de 60 años y vecino de Rentería (Guipúzcoa), ha muerto este domingo en el primero de los encierros de la localidad segoviana de Cuéllar, reconocidos como los más antiguos de España.

 

La víctima, identificada como J.M.R.B, ha fallecido tras recibir una cornada en el corazón, lo que le ha fulminado en el acto, según ha informado el cirujano de la plaza de toros, Pablo Vázquez.

 

El varón, cuya identidad ha sido confirmada por su mujer en la enfermería, ya que no portaba documentación, veraneaba cada año en el municipio, donde se alojaba en casa de unos familiares.

 

En el momento de la cogida, que se ha producido poco antes de las 9.30 horas, permanecía a campo abierto en la zona conocida como el 'embudo', a unos metros del inicio del tramo urbano, donde es habitual que se congreguen muchos espectadores pese a ser un punto no recomendado por su peligrosidad.

 

En esa zona, según ha recordado el alcalde, Jesús García, el vallado de madera existente no es de protección, sino que sirve para encauzar el ganado que llega del campo. En las inmediaciones hay carteles para advertirlo; además, personal de Protección Civil se encarga de alertar del peligro a través de megafonía antes de la llegada de las reses.

 

La víctima ha sido trasladada en volandas hasta el entorno urbano por personas que presenciaban el encierro, si bien ha llegado hasta la ambulancia fallecida después de que el pitón del novillo impactara en el mediastino. Una vez trasladado a la enfermería del coso, el juez ha procedido al levantamiento del cadáver y el cuerpo ha sido derivado a Segovia para la correspondiente autopsia.

 

El alcalde, muy conmocionado por el suceso, ha transmitido el pésame y solidaridad a la familia del varón. Según ha indicado nada más conocerse los hechos, los festejos proseguirán su curso en los próximos días, cuando está prevista la celebración de otros cuatro encierros.

 

OTROS DOS HERIDOS

 

En el parte médico figura además un herido por contusiones y un traumatismo craneoencefálico que ha sido trasladado al Hospital Segoviano para su valoración. Se trata de un vecino de Segovia de 58 años que permanecía también en la zona del embudo.

 

El primer encierro ha sido protagonizado por seis novillos de la ganadería gaditana Blázquez y Rein. La salida de los corrales del río Cega, que se ha producido a las 8.00 horas, ha sido "accidentada", si bien la conducción por el campo ha discurrido después con rapidez, según Jesús García.

 

El primero de los bravos ha alcanzado el tramo urbano unos diez minutos antes de la hora prevista --se estima su llegada a las 9.30 horas-- y los siguientes han ido entrando de manera escalonada hasta completar el encierro hacia las 9.43 horas.

 

El primer encierro es cada año el que más repercusión tiene por celebrarse en domingo. Alrededor de 40.000 personas acuden cada edición a disfrutar de este festejo taurino, declarado de Interés Turístico Nacional.

 

En esta edición 475 caballistas se han inscrito para participar en los encierros, que se extenderán hasta el 3 de septiembre y serán protagonizados en días posteriores por reses de El Canario (lunes), Coquilla de Sánchez Arjona (martes), Los Bayones (miércoles) y Guadajira (jueves).