Mubarak anuncia que no será el candidato a las próximas elecciones

Discurso televisado. “Os digo con toda serenidad que, a pesar de las actuales circunstancias, no tenía ninguna intención de volver a presentarme.
EFE / EL CAIRO
El presidente egipto, Hosni Mubarak, anunció ayer que no se presentará a las próximas elecciones presidenciales, programadas para septiembre de este año. Mubarak hizo el anuncio en una discurso que fue transmitido por la televisión pública, al final de una masiva jornada de protestas contra su régimen, que comenzó en 1981. “Os digo con toda sinceridad que, a pesar de las actuales circunstancias, no tenía intención de participar en las próximas elecciones”, afirmó Mubarak. “He agotado mi vida sirviendo a Egipto y su pueblo”, añadió. También dijo que pedirá al Parlamente que cambie la legislación que fija las condiciones para poderse presentar como candidato presidencial. El actual esquema impide que pueda aspirar a la Presidencia el premio nobel de la paz Mohamed el Baradei. También señaló que pedirá al Parlamento que dé curso a las impugnaciones presentadas por los resultados de las últimas elecciones, que se desarrollaron con denuncias de fraude.

La oposición sin diálogo
Por su parte, los principales grupos de la oposición egipcia rechazaron ayer rotundamente la propuesta del presidente egipcio, Hosni Mubarak, de dialogar con las fuerzas políticas con el fin de efectuar reformas constitucionales. “El pueblo y los Hermanos Musulmanes rechazan cualquier diálogo con Mubarak, con su vicepresidente o con el Gobierno, y la principal demanda para todos es el derrocamiento del régimen”, aseguró un portavoz de los Hermanos, Gamal Nasar. Mubarak, de 82 años y en el poder desde 1981, encargó ayer al vicepresidente Omar Suleimán que abra un diálogo con las fuerzas políticas egipcias para negociar posibles reformas de la Constitución.

Por último, el bloqueo de internet y el toque de queda, que comienza en plena jornada laboral, dificultan cada día más el trabajo de las compañías egipcias hasta el punto de que algunos empresarios decidieron unirse a las protestas en la jornada de ayer.