Movilizaciones por el "Centimazo Sanitario"

Las Asociaciones de Transporte, Taxistas, Autoescuelas y Estaciones de Servicio de CONFAE participarĂĄn en la concentraciĂłn

Las Asociaciones de Transporte, Taxistas, Autoescuelas y Estaciones de Servicio de CONFAE participarán en la concentración frente a la Consejería de Hacienda en Valladolid, que tendrá lugar el viernes 24 de febrero, en contra de la implantación del mal llamado céntimo sanitario. Allí, entregarán de manera simbólica a la Consejera miles de llaves que representan el cierre de negocios y de empresas que traerá consigo la implantación del nuevo impuesto en el peor momento para las pymes y los autónomos, que además se verán doblemente perjudicados: como empresarios y como ciudadanos. Los representantes empresariales siguen insistiendo en que la medida no sólo perjudica a las pymes, sino a toda la sociedad en general. Se sabe y está demostrado que el incremento de los combustibles es directamente proporcional al encarecimiento de todos los productos y servicios, sin excepción, debido al incremento de los costes de producción, distribución, etc. Aún así, la medida se votará en las Cortes Regionales el lunes día 27 de febrero, por eso, precisamente ese día, los sectores citados cesarán su actividad durante una hora, de 11:00 a 12:00 de la mañana, en señal de rechazo. No obstante, además de la concentración y el paro del lunes, los empresarios solicitarán por la vía de urgencia una nueva reunión con la Consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo. Descenderá el consumo, se perderán miles de empleos Las Asociaciones calculan que la Junta de Castilla y León dejará de ingresar entre 143 y 223 millones de euros si implanta el ‘céntimo sanitario’ o impuesto sobre la venta minorista de hidrocarburos, ya que estiman que el consumo de combustible descenderá en la Comunidad entre un 20 % y un 30 %. Además, las gasolineras de zonas limítrofes con autonomías que no aplican este tributo se verán obligadas a cerrar, lo que se traducirá en la destrucción de 2.000 empleos. El estudio se basa en los efectos que este impuesto ha tenido en la Comunidad Valenciana, donde también se aplica con la tarifa máxima desde el 10 de enero y que ha provocado una rebaja del consumo de entre el 15 y el 20 %. Además, estos efectos se agravarán, según prevén, en las zonas cercanas a La Rioja, el País Vasco y Aragón, donde no se recaudará el ‘céntimo sanitario’. El informe recoge además que la no aplicación de este impuesto permitiría a la Comunidad ganar en competitividad con otras autonomías, incrementar las ventas de combustibles y aumentar las arcas regionales cerca de 28 millones de euros.