Mourinho: "No estoy infeliz en el Real Madrid"

El técnico asegura que a final de temporada "tomaremos una buena decisión para todos". 

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha asegurado este viernes que tras finalizar la temporada se sentará con el club para hablar de su situación y tomar "una decisión buena para todos", pero ha vuelto a rechazar hablar sobre si tiene o no intención de permanecer o no en la entidad madridista la próxima temporada.

 

"He dicho que la relación con el presidente, con José Ángel y otros directivos es una muy buena relación y eso permite que nos podamos sentar y analizar las cosas con tranquilidad, para decidir qué es lo mejor para el Madrid. Normalmente existen problemas en clubes a llegar a estas situaciones, conmigo no, gracias a mí y a ellos. Tenemos buena relación. Con tranquilidad llegaremos a la conclusión. Lo importante es llegar a la final de 'Champions', ganar al Betis y ganar la final de Copa. Después ya tomaremos una decisión buena para todos", declaró en rueda de prensa.

 

Además, negó que estuviese "infeliz" en el banquillo blanco. "No estoy infeliz. La decisión tiene que ser la mejor para todos. Me podrá gustar más o menos un cosa, pero pasa en todos lados; no existe el club perfecto ni el entrenador perfecto. Vamos en dirección de intentar terminar la temporada bien y conseguir cosas que están todavía lejos. Estamos a dos partidos de la final de Wembley, muy difíciles. Sin la presión del trabajo del día a día y resultados, llegaremos a conclusiones", subrayó.

 

"Creo que lo fundamental es ganar mañana -ante el Betis- a pesar de que no tiene repercusión quedar segundo o tercero, intentar estar en la final de 'Champions', intentar ganar la final de la Copa y luego decidir lo que sea lo mejor para todos", añadió.

 

El preparador luso reconoce que no entiende que se esté hablando de su futuro. "Continúo haciendo mi trabajo lo más tranquilo posible. Intento que la gente trabaje. Si estuviéramos en este momento jugando por nada entendería que se buscaran noticias ajenas al fútbol, sin la pasión que debe tener la gente por el Madrid en el momento que estamos ahora. Tenemos por delante una final de Copa muy especial, aquí en Madrid, semifinales de 'Champions', basta con hablar de fútbol y de la emoción de estas fechas, es suficiente para estar focalizados en esto", señaló.

 

Mourinho tuvo también palabras para Manuel Álvarez, presidente del CD Canillas, club donde juega su hijo Jose Mario, que en una entrevista a 'Deportes Cope' aseguró que el míster portugués, tras una charla con los entrenadores del club, les aseguró que no podría volver a dar la conferencia el año que viene porque no estaría en Madrid.

 

"Hablar del Canillas es hablar de casi una segunda casa para mi hijo y para mí. Pero ese club tiene un problema, que es que tiene un presidente al que le encanta la prensa y tener atención. Es una persona fantástica, sólo puedo hablar bien de él por mi hijo y las cosas que le ha proporcionado, pero tiene este pequeño problema, el problema no es mío", indicó.

 

"IKER MAÑANA ESTARÁ EN EL BANQUILLO"

 

Mourinho habló de su rival del sábado en el Santiago Bernabéu, el Real Betis. "Es muy buen equipo, con buenos jugadores, buen entrenador y buena mentalidad. Juegan un fútbol adaptado a ganar partidos fuera. Tiene gente con capacidad de solucionar situaciones en posición ofensiva. Espero que termine bien pero conseguir mañana buen resultado", indicó.

 

El míster madridista confirmó la suplencia de Iker Casillas que "mañana estará en el banquillo". "Juega Diego -López-, pero está en perfectas condiciones para jugar. No será sorpresa para mí si un día está para jugar. Es perfecto para mí y para todos que Diego e Iker estén en condiciones, con otros dos porteros jóvenes por detrás", señaló.

 

Además, no desveló si Cristiano Ronaldo jugará ante el Betis o lo reservará, aunque "está convocado". "Los no convocados son por lesión o por sanción, como Xabi -Alonso-. No estarán ni Khedira y Ramos", afirmó.

José Mourinho en rueda de prensa