Morenés inaugura el nuevo Centro de Operaciones Aéreas Combinadas OTAN en Madrid, que controlará la zona sur de Europa

Lo integrarán 185 efectivos, de los que 46 serán españoles


TORREJÓN DE ARDOZ (MADRID), 7 (EUROPA PRESS)

El nuevo Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) que dirigirá las misiones de Policía Aérea de la OTAN en la zona sur del continente europeo ha dado este jueves un paso más en su puesta en funcionamiento, con la toma de posesión de su jefe, el general del Ejército del Aire español Rubén García Servert. Los planes de activación continuarán hasta que en julio se declare su capacidad operativa inicial.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha presidido la ceremonia de inauguración formal del CAOC y la toma de posesión del general García Servert, a la que ha asistido el jefe del Mando Aéreo Aliado con sede en Ramstein (Alemania), general Philip Breedlove. Entre otras autoridades, también ha acudido el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez.

Tras la ceremonia, en la que se han izado las banderas de los 28 países miembros de la OTAN frente al edificio en el que se sitúa el CAOC, el general Servert ha trasladado a los periodistas la "importancia" que tiene la ubicación en España de este centro, con el que forma parte de la nueva estructura de mando de la Alianza Atlántica.

Desde este centro, España va a "planear, dirigir, coordinar, supervisar, analizar e informar sobre las operaciones de Policía aérea de los medios que se le asignan en paz" y, además, tendrá la capacidad de desplegar a su personal para contribuir a la gestión de posibles crisis y conflictos del componente aéreo".

En concreto, de los 185 miembros que integrarán este centro cuando alcance su capacidad operativa total a finales de 2014, un total de 110 tienen el carácter de "desplegables", entre ellos el comandante jefe. Es decir, pueden ser movilizados en el caso de que tuvieran que destacarse a otra base para gestionar una crisis como la que llevó a intervenir a la OTAN en Libia en la primavera de 2011 para crear una zona de exclusión aérea. El mando de una posible misión de este tipo recaería en Ramstein.

Este nuevo centro tiene un marcado carácter multinacional, ya que tendrán personal todos los países que permanecen bajo su 'paraguas' de protección. España contribuirá con 44 militares y dos civiles y ostentará siempre el mando del CAOC, en el que el número dos será un general griego y habrá efectivos de países como Turquía, Albania, Rumanía, Francia, Italia y Estados Unidos.

DE LAS AZORES A TURQUÍA, NO CEUTA Y MELILLA

En concreto, el CAOC cubre el espacio situado entre las islas Azores hasta el extremo más oriental de Turquía y desde el norte de Hungría hasta las Islas Canarias. La zona norte del continente corresponde al segundo CAOC de la estructura de la OTAN situado en Uedem (Alemania). Francia todavía está pendiente de incluirse en una u otra zona.

Ceuta y Melilla permanecen al margen de este 'paraguas' aliado, ya que las dos ciudades autónomas no están cubiertas por el artículo 5 (defensa mutua) del Tratado de Washington. Por ello, en España tradicionalmente se habla de ellas como 'amenazas no compartidas'. Su seguridad está cubierta y garantizada por el Mando Aéreo de Combate del Ejército del Aire, han insistido fuentes militares.

Con la nueva estructura de mandos de la OTAN que se comenzó a organizar tras la Cumbre de Lisboa, en noviembre de 2010, la Alianza Atlántica redujo su personal desde los 24.000 a los 8.900 efectivos y pasó de 17 a nueve entidades. Con el cambio, España perdió el Cuartel General terrestre de Retamares (Madrid) y obtuvo la ubicación de este CAOC.

España ya tenía un CAOC en Torrejón de Ardoz desde 1999, el denominado CAOC 8, que se creó en unos años en los que, según el Ejército del Aire, "casi todos los países de la OTAN" tenían uno de estos centros. En los últimos tiempos sólo se encargaba de cubrir el espacio aéreo de España y Portugal.

Así, si el antiguo CAOC se encargaba de gestionar 13 radares y tres centros de control de radares ahora lo hará de 90 radares y 20 centros. Además, pasará de encargarse de cinco bases aéreas a 26, y de 10 unidades de aviones de combate a 37.

El nuevo centro fue asumido por la OTAN oficialmente el 1 de enero, cuando comenzó un intenso plan de preparación hasta que asuma su capacidad operativa interina en julio. Hasta entonces, irá asumiendo el control del espacio aéreo que tiene asignado progresivamente e irá recibiendo personal, que para el 1 de julio estará al 75% de su capacidad total de efectivos. En estos meses, se hará un programa de entrenamiento y en el mes de mayo habrá una evaluación de la OTAN para que pueda empezar a trabajar en verano.