Montalbán alerta de que las nuevas tasas supondrán un "freno" a la tutela judicial efectiva de las víctimas de maltrato

El consejero de Justicia critica que las mujeres que han sufrido violencia de género tengan que pagar hasta 800 euros para poder lograr el divorcio
El consejero de Justicia critica que las mujeres que han sufrido violencia de género tengan que pagar hasta 800 euros para poder lograr el divorcio

GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General de Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán, ha alertado este lunes de que las nuevas tasas judiciales supondrán un "freno" y un "menoscabo" a la tutela judicial efectiva de las mujeres víctimas de maltrato, en tanto que tendrán que abonar el pago de sus procesos de divorcio, en el caso de no tener hijos menores o reclamar pensión alimenticia, concretamente cantidades que van desde los 300 a los 800 euros en el caso del recurso de apelación.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la inauguración en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada del 'III Congreso para el estudio de la violencia contra las mujeres', un encuentro organizado por la Junta de Andalucía que ha inaugurado el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, y al que asisten más de medio millar de personas.

El consejero, que ya anunció que la Administración autonómica está estudiando presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la nueva Ley, ha considerado que "sin duda alguna" las tasas pueden suponer un efecto disuasorio para que las víctimas de maltrato interpongan denuncia, porque, pese a que la violencia de género está exenta de pago, no lo estará el proceso de divorcio de estas mujeres. "Estamos estudiando presentar el recurso, si es que no se deja sin efecto la Ley con anterioridad", ha dicho.

En la misma línea, Montalbán ha recordado que el Observatorio ya hizo una propuesta en fase de elaboración de la Ley para que se excluyera la exigencia de tasas en los procesos matrimoniales de los que conocen los juzgados de violencia sobre las mujeres, lo que "lamentablemente" no tuvo éxito.

"Tenemos colectivos de mujeres mayores víctimas de violencia de género que no tienen a su cargo hijos menores que van a tener que pagar, si no tienen el derecho a la justicia gratuita, en torno a 300 euros la demanda y 800 el recurso de apelación. Esto evidentemente es un freno y un menoscabo a la tutela judicial efectiva, que confiemos en que se pueda solventar o bien a través de la justicia gratuita o bien modificando ese punto", ha señalado en declaraciones a los periodistas.

Montalbán ha puesto además el foco en la situación económica que, a consecuencia de la crisis, padecen las víctimas de maltrato, que desisten de presentar denuncia "bien por la precariedad del empleo, bien por el temor a perderlo, o por no poder atender a sus hijos o los gastos domésticos". "Todos los estudios demuestran que hay un factor determinante, que es la dependencia económica, que en tiempos de crisis se hace más evidente", ha indicado.

UN DESCENSO DEL 7 POR CIENTO

De hecho, en Andalucía, según los datos del CGPJ, en el primer trimestre de este año han bajado las denuncias de este tipo en Andalucía un 7 por ciento, y se han interpuesto aproximadamente 13.130. "Es importante por eso lanzar el mensaje de que los malos tratos matan, que las instituciones están para apoyarlas --a las víctimas-- y de que van a tener una red de apoyo social, asistencial y económica, que necesitan para salir de ese círculo de violencia", ha insistido la presidenta del Observatorio, quien además ha confiado en que "a pesar de la situación de crisis, los recortes no afecten de manera directa a las víctimas de violencia de género y a sus hijos".

Emilio de Llera, por su parte, ha apostado por dar una respuesta integral a la violencia de género como fórmula adecuada para conseguir una igualdad real que acabe con el desequilibrio de poder existente entre hombres y mujeres, reforzando para ello el factor educativo entre los más jóvenes y la prevención a través de las actuaciones policiales.

Durante la inauguración del Congreso, ha manifestado que resulta "imprescindible potenciar la educación", no sólo en la escuela y familias, sino también a través de los medios de comunicación e internet, y, al hilo, ha considerado que es clave mejorar la labor de prevención entre familiares, vecinos, amigos y entorno educativo, "ya que en estos espacios se pueden detectar casos y evitar lamentables desgracias".

SIN "ESCATIMAR" ESFUERZOS

En este sentido, el titular de Justicia e Interior ha subrayado que el Gobierno andaluz no va a escatimar esfuerzos en ampliar y profundizar en las herramientas y los recursos disponibles en materia de violencia machista. Según De Llera, es inadmisible que en una sociedad que se tiene por avanzada, civilizada y democrática hayan sido asesinadas 43 mujeres en España en lo que va de año, 7 de ellas en Andalucía. "Estos datos nos deben llevar a plantearnos una autocrítica colectiva, no sólo para caer en el desaliento, sino para reforzar nuestro compromiso y explorar soluciones que nos lleven a superar este problema", ha señalado.

El consejero ha destacado igualmente la importancia de la formación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ya que "con agentes más formados siempre se obtendrán mejores resultados" y ha puesto de relieve que la formación en violencia de género es una tarea que la Consejería impulsa desde hace ya 16 años en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), donde se han desarrollado 83 cursos en los que han participado más de 3.300 policías locales.

En su opinión, la observación técnico-policial del escenario de los hechos en casos de violencia machista constituye "el más valioso instrumento" para la obtención de pruebas, lo que contribuye además a que la demostración de los hechos en el proceso judicial no pese exclusivamente sobre la declaración incriminatoria de la víctima.

LA FISCAL DEL SUPREMO ABOGA POR LA FORMACIÓN

En la inauguración del Congreso también ha participado la fiscal de Sala delegada contra la Violencia sobre la Mujer del Tribunal Supremo, Soledad Cazorla, quien ha hecho hincapié en la formación como "elemento clave" de la lucha contra la violencia machista, resaltando al mismo tiempo la importancia que tienen las políticas de prevención en este ámbito.

Durante su intervención, Cazorla ha subrayado que la coordinación es muy importante para avanzar en esta materia en la que existe una "clara vulneración de derechos fundamentales" y ha puesto de manifiesto una serie de desafíos para luchar contra las desigualdades, entre los que ha destacado la importancia de "huir de la toma de decisiones improvisadas a golpe de titulares", evitar constantes modificaciones de la Ley Integral y luchar contra la doble victimización.

Cazorla ha explicado que es importante el trabajo policial previo en la recogida de pruebas para que la declaración de las víctimas no sea el único elemento probatorio en los procesos judiciales, contribuyendo con ello al acompañamiento de las mujeres durante el tiempo que dure el mismo.

Por otro lado, la representante del Ministerio Público ha destacado que las denuncias falsas son un "mito" puesto que son "excepcionales", por lo que ha animado a la ciudadanía a poner en conocimiento de las autoridades todas aquellas situaciones que puedan encubrir casos violencia de género.