Modric al rescate en Granada

Modric, autor del gol de la victoria del Real Madrid

Un gol del croata en el tramo final del partido le da la primera victoria como visitante a Zinedine Zidane. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

GRANADA CF: Andrés Fernández; Foulquier, Lombán, Ricardo Costa, Lopes, Fran Rico (Krhin, min.76), Rubén Pérez, Success, Rochina, Peñaranda (Doucoure, min.81) y Barral (El Arabi, min.58).

 

REAL MADRID: Keylor; Carvajal (Nacho, min.86), Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Modric, Isco (Kovacic, min.78), James (Jesé, min.61); Cristiano y Benzema.

 

GOLES

   0 - 1, min.30, Benzema.

   1 - 1, min.60, El Arabi.

   1 - 2, min.85, Modric.

 

ÁRBITRO: Gil Manzano (C.extremeño). Amonestó a Miguel Lopes (min.19), Rubén Pérez (min.33) y El Arabi (min.61) por parte del Granada. Y a Sergio Ramos (min.62) y Carvajal (min.83) en el Granada.

 

ESTADIO: Nuevo Los Cármenes.

El Real Madrid salvó en el minuto 85 y gracias a Luka Modric los tres puntos (1-2) en su visita a Granada este domingo, vigésimo tercera jornada de la Liga BBVA, una noche complicada de nuevo a domicilio para los de Zinedine Zidane en la que sortearon el tropiezo para no descolgarse de la pelea por el liderato.

 

Después del empate de hace dos semanas en el Benito Villamarín, la consigna del técnico galo fue clara. "No se pueden perder más puntos". Un golazo desde fuera del área del centrocampista croata sentenció a un Granada que, liderado por Rochina en la segunda mitad y con El Arabi como goleador, empató el tanto del primer tiempo de Benzema.

 

Los de José Ramón Sandoval sacaron la cara mala del Madrid, pero los blancos sumaron la primera victoria a domicilio de la era Zidane. Desde el pitido inicial, un Granada muy necesitado en puestos de descenso demostró las ganas de campanada. La velocidad de Success y Peñaranda por las bandas mantuvo a la defensa blanca ocupada, pero un error en defensa lo aprovechó un ariete en racha.

 

Benzema empujó a la red sólo en área pequeña un pase de la muerte de Carvajal a la media hora. A pesar del tanto a favor, el Madrid estuvo espeso, jugando con fuego ante el peligro que demostraba el conjunto andaluz. Esas intenciones, con el paso al frente de la calidad de Rochina, se confirmaron a la hora de encuentro, pero Modric salvó los muebles en el peor momento de los de 'Zizou'.

 

Más de dos meses después, finales de noviembre en la jornada 13 ante el Eibar, el Madrid sumó los tres puntos a domicilio. La lectura positiva para los de Zidane sin duda fue responder a las victorias de FC Barcelona y Atlético, pero las dudas lejos de Chamartín siguen acompañando a los de la capital. Los blancos dominaron cuando aparecieron Modric y Kroos en el centro del campo.

 

Cuando faltó la fluidez en el conjunto visitante, el atrevimiento del Granada puso en jaque al rival. El buen hacer de los de Sandoval se derrumbó eso sí en serios despistes atrás, en ambos goles. El primero, de un Benzema con 19 goles ya en liga, que permitió al galo rematar libre de marca. Antes, la sensación de peligro había sido local, salvo un disparo cruzado de Cristiano.

 

Tras el descanso el Madrid siguió sin controlar el partido. De hecho, las primeras dos llegadas fueron locales, aunque Modric obligó a Andrés Fernández en un aviso de lo que llegaría más tarde. Con Rochina activado, el Granada terminó encontrando algo de justicia a su desparpajo y El Arabi, recién entrado en el campo, batió a Navas. El Madrid entró en cortocircuito y los de Sandoval rozaron la gesta.

 

A cinco minutos del final apareció Modric y su derechazo, en el segundo intento batió a Andrés por la escuadra. Sin oposición, la calidad del croata hizo el resto y el Madrid salió airoso de Granada. Resucitó el Atleti ante el Eibar este sábado y el conjunto madridista hizo lo propio cuando comenzaba a ver alejarse la liga. Ambos siguen esperando que el Barça no sólo sufra, que no gane.