Mireia Belmonte sigue en la cima

España iguala las 11 medallas de Roma y Ryan Lochte, logra su prime r oro

La nadadora española Mireia Belmonte sumó su segunda medalla en los Mundiales de Natación que se están disputando en Barcelona, tras colgarse la plata en la final de los 200 metros mariposa, una medalla que, sumada a la ya asegurada por el waterpolo femenino, suma un total de 11 para España, igualando así las logradas en el Mundial de Roma 2009.

 

   Justo un año después de su primera medalla olímpica en los pasados Juegos de Londres, la nadadora catalana sumó un nuevo metal en su palmarés tras el bronce logrado el lunes en el 200 estilos. Pudo ser oro, pero la mujer del récord mundial Liu Zige no cedió ni un instante. Tercera en la última cita celebrada en Shanghai, dejó al Palau Sant Jordi sin la alegría del primer oro.

 

   Por su parte, la debutante Judit Ignacio solo pudo firmar una más que meritoria octava posición entre las mejores del mundo. Del mismo modo, Merche Peris fue quinta en la final de los 50 espalda. Así las cosas, la de Belmonte, quien aún opta a otras dos medallas, fue la nota positiva de una jornada en la que Marina García, de nuevo con récord de España, se aseguró la opción de pelear por las medallas en los 200 braza.

 

   La de Barcelona logró un billete para la final con el tercer mejor tiempo de las dos semifinales en una prueba en la que la danesa Rikke Moeller Pedersen batió el récord del mundo que ostentaba la estadounidense Rebecca Soni. La debutante Jessica Vall no pudo alargar su idilio con la Ciudad Condal y se quedó fuera de la final.

 

   Además, el equipo español femenino del relevo 4x200 metros libres firmó una meritoria quinta posición en un nuevo éxito del equipo de Estados Unidos, en el que Missy Franklin cuenta ya con cuatro oros en apenas cinco días. Por último y en cuanto a la delegación española se  refiere, el waterpolo masculino se logró el derecho de luchar por la quinta plaza, ante Grecia, después de una sufrida victoria en los penaltis ante Serbia.

 

LOCHTE LOGRA SU PRIMER ORO.

 

   Uno de los nombres propios de esta cita, Ryan Lochte, sumó su primer oro, su tercer título consecutivo en los 200 metros libres. Mientras, el australiano James Magnussen también repitió oro en los 100 metros libres. Lochte es el segundo nadador después de su compatriota y gran ausente en Barcelona Michael Phelps que consigue un triplete de títulos en los 200 libres.

 

   Phelps ganó el oro en 2003, 2005 y 2007 y batió a Lochte para ganar el título olímpico en Londres el año pasado. Por su parte, Magnussen paró el cronómetro en 47,71 segundos, seguido de los estadounidenses Jimmy Feigen -plata con 47,82- y el campeón olímpico Nathan Adrian -bronce con 47,84-. Adrian desplazó a Magnussen al segundo puesto por una centésima de segundo en Londres.