Milan, un rival de doble cara

El AC Milan será el rival al que se deberá enfrentar el Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones, un equipo que, a pesar de atravesar momentos de incertidumbre deportiva, tiene como principal arma su historial europeo.

El conjunto dirigido por Masimiliano Allegri y los colchoneros disputarán el próximo 19 de febrero en San Siro y el 11 de marzo en el Vicente Calderón un encuentro hasta ahora inédito en la máxima competición continental de clubes en la lucha por una plaza en los cuartos de final.

Precisamente, un choque que desde el conjunto italiano se veía con buenos ojos incluso antes del sorteo, tal y como declaraba su jugador Sulley Muntari, quien pedía al Atlético de Madrid como rival para los octavos de final, pues consideraba que era "el más débil de todos".

Lo cierto es que, atendiendo a los números de esta temporada, los de Allegri, en la duodécima plaza de la Serie A, han ganado solamente uno de últimos siete partidos ligueros, un dato que podía ser un arma de doble filo, ya que con la lucha por el 'Scudetto' totalmente olvidada, su papel en Europa medirían los únicos éxitos de la temporada.

A pesar del escaso fútbol que habitúan a practicar últimamente, los 'rosonneros' han sido el único equipo italiano capaz de clasificarse para la siguiente ronda europea, tras las eliminaciones de la Juventus y el Nápoles, clasificándose como segundo en el grupo del Barcelona, a quien logró sacar un empate en el partido de San Siro.

Justamente, un partido que ya se vivió en la pasada temporada en los octavos de final, donde los italianos estuvieron muy cerca de dejar fuera a los culés tras el 2-0 cosechado en la ida, un resultado que los catalanes les devolvieron con un 4-0 en el Camp Nou. En esta cita volverá a estar, por tercera ocasión consecutiva, David Villa, que ya se enfrentó al cuadro italiano con el conjunto catalán en las dos ediciones anteriores de la competición continental.

Sin embargo, al margen de capítulos puntuales, ni el regreso de Kaká el club 'rosonnero', ni la aparición de Birsa, ni el trío que conforman Robinho, Balotelli y El Shaarawy han conseguido resurgir a un Milan que lo único que comparte con aquel equipo ganador de siete Copas de Europa es el nombre.

Para el encuentro de febrero, Allegri no podrá contar con el centrocampista Riccardo Montolivo, quien vio la tarjeta roja en la última fase de grupos ante el Ajax, aunque sí tendrá disponible a Adil Rami quien, a pesar de ser jugador del club italiano desde octubre, no podrá debutar hasta mes de enero.

Pero si hay un jugador que se conoce bien cómo funciona el Atlético de Madrid, ese es su portero. Christian Abbiati, a pesar de que ahora goza de la titularidad bajo los palos de los 'rosonneri', jugó cedido en el club rojiblanco y regresará a la que fuera su casa durante la campaña 2007/08.

De este modo, los de Simeone deberán afrontar con precaución un encuentro que podría resultar más complicado de lo que a priori podría considerarse, ante un Milan que será el encargado de medir las aspiraciones europeas del conjunto rojiblanco, quien no alcanza los cuartos de final de la Liga de Campeones desde la temporada 1996-97, donde cayó eliminado por el Ajax.