Miguel Villarino se adjudica el Premio Internacional Vivanco

Miguel Villarino el primer premio

La novena edición del IX Premio Internacional de Grabado y Vino Fundación Vivanco ha otorgado al artista zamorano Miguel Villarino el primer premio por su xilografía 'Vánitas o el disfrute de la vida'.

Santiago Vivanco, Director de la Fundación y Experiencias Vivanco, e Irene de Juan González, Directora de la Escuela Superior de Diseño (ESDIR) hicieron entrega de los galardones del IX Premio Internacional de Grabado y Vino Fundación Vivanco en el Centro Cultural Caja Rioja Bankia – La Merced de Logroño.

 

En este mismo acto, quedó inaugurada la exposición con las cinco obras galardonadas así como una selección de 25 grabados más de entre los casi 80 participantes en el IX Premio Internacional de Grabado y Vino Fundación Vivanco. Se trata de una oportunidad única de descubrir la riqueza y calidad de las propuestas presentadas a este certamen que concita a artistas de todo el mundo y que se consolida en su novena edición.

 

Vánitas o el disfrute del vino fue merecedora del Primer Premio de este concurso, dotado con 3.000 euros. Su autor, el artista zamorano Miguel Villarino, ha dejado en esta colorida xilografía de vestigios cubistas una personal reflexión sobre la existencia, la vida y la muerte en torno a una botella de vino. Cuadrántidas, de la madrileña Miriam Cantera, recibió el Segundo Premio que asciende a 1.500 euros. Se trata de una obra de técnica mixta, con la que nos transporta a un viñedo en la estación invernal envuelto en quietud y silencio, bañado por una lluvia de estrellas que señala su título. 

 

Las obras que han recibido las Menciones de Honor en esta convocatoria son Invierno, un trabajo mixto de punta seca y técnicas aditivas, de la artista asturiana Mª José González Alonso, ya veterana en este concurso; Fruit 1 donde la polaca Anna Trojanowska aúna litografía, china collé y gofrado; y Una mesa para Baco de Israel Rodríguez García, un joven artista leonés afincado en Cataluña que ha dotado a su xilografía de una buena dosis de sentido del humor.

 

Entre la selección de obras expuestas, destaca una clara mayoría femenina en cuanto a la autoría. Además de la finalista y las dos Menciones de Honor, dieciséis de los grabados escogidos llevan nombre de mujer y muestran personales acercamientos al mundo del vino que van de lo más abstracto, como Fósiles del Aire de María Bravo o Urdimbre y color en la cosecha de Mónica Zorrilla Guerra, a lo más tangible, como demuestra En Compañía de Mª Teresa del Hoyo López, donde contrasta el granate de unas copas con el negro de unas botellas sobre una mesa, o Wine dreams de Ilkay Unay-Gailhard, con un vehículo llevando en arriesgado equilibrio varias barricas. L’Assommoir de Nina Imbs nos transporta a un bar con contrastes de luces y sombras y el rojo del vino en las copas como protagonista y Mika Murakami hace caer sobre su obra, El Viñedo, gotas de agua y vida. En las obras de los participantes masculinos se aprecia una clara tendencia a las formas geométricas como en Ozeb en el templo de Dioniso de Javier Pérez García, en la xilografía con aire de cómic, El vino, su gente y su sitio de Bernat Puig Llasera o en el aguafuerte En la bodega-tinto de Carmelo Serrano García enmarcada en una celosía con una figura humana solitaria ante una copa de vino. Curiosa resulta también la obra de Enric Servera, Llenado de barricas, una colagrafía sobre filtro de vino usado que muestra a unas mujeres desnudas voluptuosas y carnales en una bodega.

 

Desde el día 3 de junio de 2016 y hasta el 29 de este mismo mes, estará abierta esta muestra con acceso gratuito, integrada por un total de 30 fabulosos trabajos que tratan de apresar el espíritu del vino y su evocador simbolismo a través de técnicas tradicionales como la xilografía, la serigrafía, la litografía o la calcografía y otras vanguardistas e innovadoras. De la mitología a los trabajos de la viña, desde momentos lúdicos a escenas cotidianas, desde lo más poético a lo más terrenal… Un paseo inolvidable a través del arte y el vino, que quedará grabado en la memoria.