Metroscopia echa la culpa al Brexit de su falta de tino en los sondeos

Elecciones

El presidente de Metroscopia, Juan José Toharia, ha atribuido el error de los sondeos, que no se ajustaron a los resultados de las elecciones del pasado domingo, al "bombardeo" de noticias sobre el Brexit el sábado, día de reflexión.

"El sábado ocurrió algo que propició un cierto vuelco. El ciudadano medio fue bombardeado en prensa, radio, y televisión por el Brexit y las consecuencias muy inquietantes, por no decir dramáticas que puede tener y, de repente, se creó un clima de inseguridad, y cuando hay inseguridad en un electorado, y eso está muy documentado, la ciudadanía tiende a replegarse torno a lo que ya hay", ha explicado Toharia.

Así lo ha indicado este martes antes de su intervención en los cursos de verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial, con la conferencia 'La reforma constitucional en la opinión pública española y comunitaria'.

Esos votantes, según apunta el presidente de Metroscopia, sintieron esa "inquietud" y mientras "unos pudieron sentirse tentados de quedarse en casa; otros, pasaron su voto de Ciudadanos al PP porque les parecía que tiene más experiencia en Europa, y otros que dudaban si votar, fueron y votaron las soluciones que les parecieron más seguras".

En cualquier caso, Toharia ha precisado que hablar de "fallo de las encuestas" es "exagerar un poco" porque "las encuestas no predicen sino que describen lo que en un momento determinado la ciudadanía dice pensar". "Entendemos que ha habido un fallo pero somos cómplices todos de este malentendido porque acabamos dando a entender que un sondeo predice y no predice, describe", ha concretado.

Así, ante la pregunta de si se trata de un error de los sondeos, ha respondido que "sí y no" porque las encuestas "no son bolas mágicas que predicen el futuro sino espejos que dicen lo que en ese momento está pensando la gente". Por lo general, según reconoce, existe "una coherencia" entre el sondeo y el resultado final, pero añade que "cuando ocurren cosas que impactan mucho en la opinión, pueden cambiar".

Además, Toharia ha recordado que el votante español es "muy moderado", situándose entre un 4,7 y un 4,9 en una escala del 0 al 10, donde cero es extrema izquierda y 10 extrema derecha. Además, ha invitado a no olvidar que un 47% de los votantes de Podemos se define de centro izquierda, por lo que ante una situación de inseguridad por lo ocurrido en Reino Unido, podrían haber sentido "vértigo" y haber decidido quedarse en casa.

VÉRTIGO DE LOS VOTANTES DE PODEMOS

"Una hipótesis razonable es que la mitad de votantes de Podemos que se definían como muy descontentos con la situación pero al mismo tiempo ideológicamente moderados y proeuropeos, sintieron un cierto vértigo, porque Podemos no estaba muy claro en el tema de Europa, que de pronto nos afecta directamente, y pueden haberse sentido tentados a abstenerse. No hay otra explicación, la otra es la paranoia, que la gente miente y que el instrumento falla", ha puntualizado.

Precisamente, ha señalado que es "un mito" que los entrevistados mientan en los sondeos, aunque admite que los españoles a veces "no dicen todo lo que piensan", entre otros motivos, por "la presión" de la sociedad que puede hacer sentir que votar a un determinado partido está mal visto. Es lo que denominan "espiral del silencio".

"Por ejemplo, si esta mal visto decir que uno vota a tal partido, se calla o dice que le está dando vueltas pero pensar 'voy a votar al PP' y decir que va a votar a Podemos para fastidiar, siempre hay un 'friki' que hace esto pero es rarísimo y no influye", ha añadido. Así, ha concluido que el error no se debe ni a que los españoles hayan mentido ni a un fallo en la técnica. Precisamente, ha asegurado que si hubieran realizado el sondeo en la tarde noche del sábado, se habrían ajustado.

En cuanto al periodo de negociaciones que se abre ahora, el presidente de Metroscopia apuesta por que no habrá unas terceras elecciones y por que gobernará el PP aunque "atado de manos". "Creo que va a haber consensos suficientes, que pueden ser activos o pasivos. Es posible que con los escaños que tiene el PP, gobierne en minoría si se abstienen PSOE y Ciudadanos", ha indicado. Si bien, ha agregado que los que tengan que abstenerse pondrán "un precio" que puede ser que Mariano Rajoy no sea presidente.