Metallica hace historia con su concierto en la Antártida

"El mundo se debería de dividir en Antes de Metallica en la Antártida y Después de Metallica en la Antártida". Ese fue el resumen que hizo la organización sobre el concierto que la legendaria banda de rock estadounidense ofreció este domingo en el lugar más frío y ventoso del planeta.

Lars Ulrich, James Hetfield, Kirk Hammett y Robert Trujillo actuaron en el helipuerto de la base Carlini, en el polo sur. Por debajo de los cero grados, los componentes del grupo tuvieron que calentar, afinar, y calibrar los instrumentos varias veces, momento en el que los pocos afortunados que pudieron asistir presencialmente al concierto aprovecharon para dar rienda suelta a sus emociones.

 

Después, el silencio volvió al continente blanco, ya que para no interferir con la paz de la Antártida, Metallica hizo su concierto sin amplificadores. Los asistentes escucharon la música a través de audífonos.

 

No obstante, miles de personas pudieron seguir en directo la transmisión a través de www.coca-cola.tv. Fueron diez canciones para un show único e inolvidable.

 

 "¿Están preparados para hacer historia? Nosotros también", fueron las primeras palabras de James Hetfield, frente a la audiencia más reducida de la historia del grupo, en las inmediaciones de la base Carlini de la Antártida.

 

Los afortunados, los 19 ganadores del concurso organizado por Coca-Cola Zero (en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica y México), algunos periodistas y miembros de la organización, pudieron presenciar el concierto, que se celebró en un gran iglú transparente. Fueron necesarias 15 toneladas de equipo para hacer posible el recital, según informó la organización.

 

Tras la actuación, el saludo final de Hetfield a los asistentes fue: "Metallica ama la Antártida. Nos vemos en el barco".