Messi, al rescate y el Barcelona, a cuartos

Leo Messi celebra su gol

El equipo azulgrana dominó pero vaciló en el segundo tiempo ante un combativo City que volvió a acabaar el partido con diez jugadores. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

 FC BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Xavi, Fàbregas (Sergi Roberto, min.86); Neymar (Alexis, min.80), Messi e Iniesta.

 

MANCHESTER CITY FC: Hart; Zabaleta, Kompany, Lescott, Kolarov; Fernandinho, Touré; Nasri (Navas, min.75), Silva (Negredo, min.72), Milner; Agüero (Dzeko, descanso).

 

GOLES

 

   1-0. Min.67, Messi.

   1-1. Min.89, Kompany.

   2-1. Min.90, Alves.

 

ÁRBITRO: Stéphane Lannoy (FRA). Amonestó a Fàbregas (min.53) en el FC Barcelona y a Fernandinho (min.8), Kolarov (min.23), Kompany (min.73) en el Manchester City. Expulsó a Zabaleta por doble amonestación (min.29 y min.78) en el Manchester City.

 

ESTADIO: Camp Nou, 85.957 espectadores.

El FC Barcelona ha conseguido el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones con su victoria este miércoles en el Camp Nou ante el Manchester City (2-1) que hizo bueno el 0-2 que traían de la ida, en una noche en que Messi acabó con la incertidumbre con su gol y metió justamente a los blaugranas en la siguiente ronda, y es que el City apenas hizo nada para remontar cuando todavía podía.

 

Fue un partido con dos caras, marcadas por el descanso como punto de inflexión. En la primera parte el Barça dominó pero sin contundencia, tuvo mejores ocasiones de gol pero le faltó poner la puntilla, y eso despertó a un City obligado a hacerlo en la segunda. No obstante, el gol de Messi con 'picadita' sobre Hart acabó con los nervios provocados por la reacción inglesa.

 

Además, los blaugranas consiguieron ganar con balance de 4-1 gracias a que Alves, en el descuento y asistido por Iniesta, dejó un buen sabor de boca tras el empate de Kompany que duró un minuto, en jugada de estrategia tras un córner. El Barça se fue atrás con 0-0 para intentar buscar las contras, contrario a su estilo y a lo que funcionó en la primera parte, pero reaccionó a tiempo.

 

El Barça controló el partido en general, sin pasar apuros más que en momentos puntuales, pero gozando de las mejores ocasiones de gol, estando más cerca de sentenciar la eliminatoria que no de tener que sufrir. No hizo falta especular, tampoco reaccionar, simplemente al Barça le bastó con dominar el partido, con el balón, aunque no pudo hacerlo del todo, y encontrar portería en el momento justo.

 

Fue un partido diferente al de la ida, y el City intentó enseñar los dientes nada más empezar. No obstante, no se volvieron locos, no se fueron en tromba hacia la portería de Valdés pero sí propiciaron con su disposición y juego que el duelo fuera de ida y vuelta. No era algo desbocado pero sí un tanto acelerado, y el Barça primero cayó en la trampa pero reaccionó a tiempo.

 

Con intercambio de posiciones entre Cesc e Iniesta entre el extremo y el interior zurdo, y Messi y Neymar a modo de puñales corriendo al espacio que dejaba la defensa 'citizen', el Barça estuvo cómodo y dispuso de grandes ocasiones, como la que Neymar estuvo a punto de convertir en 1-0 pero Fernandinho sacó bajo palos con la cabeza su disparo, con Hart batido fuera de su portería.

 

La asistencia en esta jugada fue de Messi, en un día en que se le vio más fresco, más rápido y móvil, y asistente a la par que buscando la portería hasta encontrarla. Pero su asociación con Neymar fue buena, hizo ilusionar al Camp Nou. El brasileño de hecho, más allá de la acción que salvó Fernandinho, tuvo otra buenísimo para abrir la lata pero tras hacerse un autopase de cabeza su disparo lo envió Hart, atento, a córner.

 

Por contra, el City también estiró líneas y llegó arriba en varias ocasiones, pero la que más clara fue y más 'uyy' provocó en la grada fue una a botas de Nasri, que desaprovechó una genialidad de David Silva al asistirle de espuela y de primeras. El internacional español, como en la ida, fue lo mejor de un City que más allá de esto, en el minuto 40, no inquietó a Valdés.

 

AGÜERO, DESAPARECIDO

 

El que era uno de los regresos más esperados, el de Sergio 'Kun' Agüero, se convirtió en una decepción, para los aficionados al fútbol y sobre todo para los 'citizens'. Pese a volver de un periodo de inactividad por lesión, aunque ya jugó en la derrota ante el Wigan en la FA Cup, el argentino estuvo desaparecido, tocó únicamente seis balones en la primera parte y fue sustituido al descanso por el bosnio Edin Dzeko.

 

Dzeko fue mucho más peligroso que Agüero y provocó además un cambio en el juego del City y en el partido. El ariete descolgó todos los balones de un estilo más directo de los ingleses, que además se fueron arriba como no podía ser de otra manera. Pese a ello, el Barça tuvo paréntesis como el disparo de Messi al palo, premonitorio, y acciones en que Valdés estuvo salvador, sobre todo con su vuelo a cabezazo del bosnio.

 

No obstante, pese al titubeo blaugrana provocado por su encerramiento atrás a la busca de contras, el City no pudo materializar ninguna acción, ni Dezko ni Zabaleta, y mucho menos cuando Cousillas, el segundo del sancionado Pellegrini, quitó del campo a Nasri y sobre todo a Silva para dar entrada a Negredo y Navas. Los españoles no pudieron hacer nada, y menos cuando Zabaleta se ganó la expulsión por protestar un penalti, que pareció claro como igual de claro fue otro sobre Messi en la primera parte no pitado, sobre Dzeko.