Mercedes Martín: “La sanidad privada recoge los frutos de los recortes de la pública”

La procuradora socialista afirma que los clientes de las aseguradoras no han dejado de crecer en este 2014.

Un alto porcentaje de la población tiene pólizas de seguro de asistencia médica debido en parte a la incertidumbre sobre el futuro de la asistencia pública. Esto es debido a que el Ministerio de Sanidad no ha publicado todavía el catálogo de prestaciones, pero efectúa recortes puntuales de cobertura y el usuario percibe aumento en la lista de espera, pruebas diagnósticas y tratamientos", dice Mercedes Martín.


Las decisiones políticas que han detraído recursos a hospitales, centros de salud, residencias o campañas de salud han favorecido, por un lado, el aumento del campo de negocio de la sanidad privada y, por otro, han trasladado directamente al ciudadano parte de la financiación sanitaria, es decir, un mayor copago.


“El 30,6% de los recursos financieros de las administraciones públicas para proveedores de atención ambulatoria y el 11,% para hospitales se dedicaron a sufragar servicios prestados en establecimientos sanitarios de titularidad privada. Es el lenguaje técnico que habla de las partidas destinadas a adjudicaciones a empresas, a las pruebas diagnósticas realizadas en clínicas privadas o las derivaciones a centros privados para operar  y aliviar en muchos casos las largas listas de espera quirúrgica”.


Además, la parte de gasto que llega desde las arcas públicas va decayendo con el paso de los años. En realidad, casi cada curso disminuye y en 2012, último dato cerrado, se quedó en el 71% .


"Queda demostrado que lo que nos cuentan sobre lo caro que sale mantener la sanidad no se corresponde con la realidad. Si comparas esa parte del pastel que se abona con fondos públicos con otros países compruebas que en el Reino Unido se van al 85%, en Francia también están en esa proporción. Nos mienten sobre lo costoso que es", insiste la procuradora socialista.