Mercedes Martín: “Después de una legislatura negra, la Junta presenta los presupuestos de la frustración”

Mercedes Martín

La procuradora socialista ha calificado de “daño irreparable” el que ha sufrido la Sanidad Pública en los últimos cuatro años por ese proceso intenso y brutal de recortes, privatizaciones, deterioro y desmantelamiento. “Sin ningún argumento, más allá del puramente económico. Poniendo en riesgo la equidad y la justicia, la accesibilidad, la universalidad y la propia salud de la población”. 

“La supuesta prioridad que proclama la Junta de Castilla y León por la Sanidad Pública sigue, en 2016, sin tener reflejo presupuestario. Es más, consolida los recortes de forma dramática, renuncia a mejorar las múltiples debilidades y problemas, causados por su política agresiva en la pasada legislatura. No hay dinero para fortalecer la Sanidad Pública, para mejorar las debilidades y los problemas de salud de la población y sí para dilapidarlo en el tristemente famoso Hospital de Burgos, buque insignia de la ruina y la privatización en Castilla y León”. 

 

La privatización de servicios ha sido precisamente objeto de buena parte de las críticas de Mercedes Martín quien acusa a la Junta de enriquecer a los centros privados y ser su mejor cliente, mientras debilita la Sanidad Pública. 

 

La procuradora socialista insiste en que “el ridículo 1% de incremento del presupuesto en 2016, respecto a 2015, corrobora la renuncia explícita de la Junta a revertir el daño y el deterioro incalculable de la Sanidad Pública. Así, no recuperamos los 2000 profesionales perdidos, no se incrementa la capacidad asistencial, ni se ponen a funcionar las 900 camas cerradas con carácter permanente. No se potencia la Atención Primaria y el medio rural. No se mejoran las condiciones de los 130.000 enfermos que utilizan el transporte sanitario. No se mejora el acceso a los medicamentos de los 600.000 pensionistas ni se aborda el drama de los 140.000 enfermos en las tres listas de espera”. 

 

Mercedes Martín acusa a la Junta de Castilla y León de “cronificar los problemas sanitarios de la comunidad y de seguir paralizando estrategias y planes con este presupuesto. Problemas como las listas de espera para las que anuncian planes de choque que no sirven para nada ya que siguen disparadas”.