Mercedes Martín asegura que el gasto sanitario por habitante baja cada año

La procuradora socialista en las Cortes de Castilla y León, Mercedes Martín.

La procuradora socialista en las Cortes de Castilla y León ha incidido en que el recorte sostenido deteriora el sistema público, lo que se traduce en menos profesionales, menos camas, más listas de espera y más colapsos en urgencias.

La procuradora del PSOE en las Cortes de Castilla y León, Mercedes Martín, ha asegurado que, "a pesar de la calificación que ha obtenido el sistema sanitario de Castilla y León, son muchos los pacientes que sufren las consecuencias de la gestión que está llevando a cabo el Partido Popular y que se materializa en cuestiones muy concretas", porque "cada año el sistema público de sanidad va menguando" y "los datos sobre inversión, camas o profesionales se acumulan y dibujan una curva descendente que se aprecia al ponerlos en perspectiva, ya que este año todavía hay un gasto medio que roza el centenar de euros menos que el de 2008”.

 

Según Apuntó Martín, "el descenso de recursos se traduce a la hora de la atención que se presta al ciudadano, como son las listas de espera, las citas demoradas o el colapso en urgencias" y "los datos de 2014 completan un ciclo de seis años de caídas desde 2008, donde los Gobiernos autonómicos han elegido recortar sus presupuestos sanitarios per cápita un 10% de media".

 

La procuradora socialista apuntó también que "el recorte presupuestario afecta a pacientes y a profesionales sanitarios. La obsolescencia de los equipos, especialmente de los destinados al diagnóstico, monitorización y tratamiento de los pacientes es consecuencia de la reducción de la inversión hospitalaria iniciada en España en 2008", y eso es "algo a lo que no es ajena nuestra comunidad". Martín indicó además que "según los expertos, se considera obsoleto un equipo con más de diez años de antigüedad y, éstos, no deben superar el 10% de la plantilla mecánica de un hospital”.

 

Martín finalizó diciendo que "uno de los puntos más débiles del equipamiento de Sacyl es el de los TAC", porque "más del 30% de las tomografías axiales computarizadas de la comunidad, superan los diez años de funcionamiento, lo que multiplica por más de cuatro veces los niveles de radiación necesarios para obtener una imagen diagnóstica respecto de los sistemas actuales", y aseguró que “aunque cada comunidad tiene su propia idiosincrasia, al estar colocadas en comparación con el resto, una mejor posición no supone que no se hayan producido recortes y retrocesos en esos sistemas”.