Mercedes Martín: “Alicia García debe dar explicaciones a los abulenses”

Mercedes Martín

La procuradora socialista asegura que por mucho que la consejería de Cultura pise el acelerador no podrá cumplir sus compromisos electorales antes de que acabe la legislatura.

Mercedes Martín ha repasado algunos de los incumplimientos más llamativos de la cartera encabezada por la abulense Alicia García.

 

“Hace tres años, el debate de investidura de la consejera de Cultura fue toda una declaración de intenciones y una enumeración de proyectos que se han quedado, en su mayoría, sólo en eso, en palabras porque los hechos demuestran que poco se ha materializado de todo aquello que el Partido Popular prometía y aseguraba tener en mente”.

 

“Este fin de semana tendrá lugar en Ávila la segunda edición de Circo. La consejera tendrá la oportunidad de explicar a los abulenses los motivos por los que no se han cumplido anuncios que afectan directamente a un sector vital para el PIB de la capital y la provincia como es la cultura, el turismo y el patrimonio”.

 

Entre ellos, la procuradora socialista ha recordado, por ejemplo, “el anunciado nuevo Plan de Intervención en el patrimonio cultural. Terminó el Plan PAHIS en 2012 y seguimos sin una hoja de ruta como tampoco contamos con un Plan Estratégico para la cultura, las artes y el patrimonio cultural en Castilla y León. Quizá la ausencia de estos planes ha supuesto que nuestra comunidad sea la quinta del país con mayor número de monumentos en peligro incluidos en la Lista Roja de Hispania Nostra, 15 de ellos, abulenses”.

 

El Patrimonio Cultural de Castilla y León puede presumir de ser uno de los más importantes de España. Prueba de ello es que ocho de los 2.473 Bienes de Interés Cultural de la Comunidad forman parte de la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad. Lo que sitúa a Castilla y León como la comunidad con mayor número de bienes en  la lista nacional por delante de Cataluña y Andalucía. 123 pertenecen a la provincia de Ávila, y para ellos, Mercedes Martín reclama “más compromiso por parte de la Junta de Castilla y León para evitar que se conviertan en noticia por su decadencia en lugar de por ser referentes turísticos y culturales”.