Mercedes Martín afirma que más de 1.700 dependientes abulenses están esperando su prestación

Mercedes Martín

La procurado socialista asegura que “para el PP, los dependientes y sus familias no están, ni mucho menos, en las primeras páginas de su agenda política tal y como demuestran los sucesivos cambios normativos que han ido retrasando la incorporación de dependientes al sistema”. 

“La Ley de Dependencia contemplaba en su origen un calendario de aplicación, en el que se establecía la incorporación al sistema desde 2011 para  las personas con dependencia moderada, Grado I nivel 2,  y a partir de enero de 2013 para los del mismo grado pero de nivel 1. Consiguiendo así que en 2015 se diera por finalizado el periodo de implantación del Sistema de Dependencia. Sin embargo, esto no es así, puesto que el Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público prorrogó esta incorporación que se dilató, una vez más, en julio del año 2012, a través del fatídico Real Decreto-Ley 20/2012 de 13 de Julio de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y el fomento de la competitividad. Fue entonces cuando el Gobierno impuso recortes en la aplicabilidad y los recursos de la Ley de Dependencia, entre ellos una ampliación de la moratoria hasta 1 de Julio de 2015, para las personas con dependencia moderada,  agrupadas todas ya en Grado I, al ser eliminados también los niveles”. 

 

La procuradora socialista denuncia que, en Ávila, hay 1.738 personas esperando a recibir prestación. 

 

“Desde el Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes le hemos pedido a la Junta de Castilla y León que el acceso a las prestaciones o servicios se produzca con efecto retroactivo desde el 1 de Julio de 2015, para todas aquellas personas con Dependencia Grado I, que ya tienen reconocido el derecho a recibir la prestación o el servicio indicado en su PIA (Plan Individualizado de Atención)”.