Mercedes Martín acusa al PP de actuar desde el despilfarro, el engaño y la irresponsabilidad en el ámbito sanitario

La secretaria de Sanidad del PSOE de Castilla y León, Mercedes Martín, durante la rueda de prensa.

La responsable socialista de Sanidad se centró en el cierre de tres unidades del Hospital Provincial y acusó a los populares de engañar a los ciudadanos y de aprovecharse de ellos para obtener rédito electoral.

La secretaria de Sanidad del PSOE regional, Mercedes Martín, ha asegurado que la política sanitaria del Partido Popular es “lesiva y muy preocupante para los intereses de los ciudadanos de Ávila” centrando su atención en tres unidades del Hospital Provincial que “llevan cerradas desde el año 2012”, a pesar de “la necesidad de este servicio y esas camas”, y de las que asegura temer que “quieren cerrar de por vida”. Además, acusó a los populares de “engañar a los ciudadanos y de aprovecharse de ellos para obtener rédito electoral” en torno a este tema.

 

Según señaló Martín “el PP está actuando desde el despilfarro, el engaño y la irresponsabilidad” y está “atacando sin compasión uno de los pilares del Estado de Bienestar” como es la Sanidad. Para ella, “los ciudadanos están siendo testigos de cierres de camas y de unidades mientras, a pesar de la necesidad de ese servicio, el consejero mira hacia otro lado y no da respuesta”. Para explicar esto, sentenció que “cuando se hace una inversión millonaria que no se utiliza se llama despilfarro, cuando se vendió como una herramienta para mejorar la calidad asistencial y ahora ésta no ha mejorado sino que ha empeorado, se llama engaño, y cuando permanecen cerradas el cincuenta por ciento de las camas siendo necesarias, se llama irresponsabilidad”.

 

Al hilo de estas palabras, la dirigente socialista quiso recordar cómo en el año 2007 se iniciaron unas obras de ampliación y mejora en el Hospital Provincial para las que se invirtieron más de 25 millones de euros con el objetivo de hacer un centro de referencia regional, pero que al final ha sido “una inversión que ha dado pocos frutos ya que funciona a medio gas”. Sin embargo, según sus palabras, “las declaraciones de la Consejería de Sanidad argumentando que las camas cerradas no son necesarias son una broma pesada. Son totalmente necesarias, y si no, que se lo digan a los familiares de un enfermo afectado por un ictus o una persona en programa de desintoxicación. Para estos casos, los enfermos se derivan a Salamanca y cuando su unidad está saturada, echan mano de la sanidad privada. Y mientras, la unidad del Hospital provincial, que era un referente para toda la región, sigue cerrada”.

 

Martín ha defendido en las Cortes regionales dos proposiciones no de ley instando a la reapertura inmediata de esas unidades y ha asegurado que “los procuradores del PP de Ávila ha votado en contra, lo que significa que van en contra de los ciudadanos, de sus derechos y de la calidad asistencial que merecen”.