Mercedes Martín acusa al Partido Popular de timar a los ciudadanos y de desmantelar la sanidad pública

Mercedes Martín -Foto: Juan Luis del Pozo

La procuradora socialista asegura que en la presente legislatura el recorte de más de 600 millones en esta área han supuesto la ruptura del sistema de salud accesible, universal y de calidad.

Mercedes Martín ha calificado la gestión sanitaria de la Junta de Castilla y León como “una tomadura de pelo y un insulto a la inteligencia de los ciudadanos a los que el presidente Herrera ha timado claramente”.


“El Partido Popular de Castilla y León hizo, en la pasada campaña electoral, dijo apostar de manera irrenunciable por un sistema público de salud universal, accesible y gratuito. Una apuesta que se ha convertido en un timo porque cuatro años después, la sanidad no es universal porque se ha excluido al colectivo inmigrante, no es accesible porque las listas de espera son sonrojantes, no es gratuita puesto que se ha implantado un copago abusivo, por ejemplo, para los pensionistas y no goza de la misma calidad que antes de los recortes, porque contamos con 1.500 profesionales menos en la comunidad y con cientos de camas cerradas”.


Para Mercedes Martín, “el desmantelamiento de lo que hasta ahora era la joya de la corona del Estado de Bienestar es un hecho constatable y que se cifra en más de 600 millones de euros en la región. Un recorte auspiciado bajo la excusa del ahorro que no ha sido tal, puesto que no sólo no ha habido reducción de gasto sino que seguimos despilfarrando pagando, por ejemplo, un canon millonario al hospital de Burgos, en lo que es una clara apuesta por la privatización de la sanidad por parte de Partido Popular. Argumento que nos permite afirmar que el PP ha timado a los ciudadanos”.


“El deterioro es evidente, se mire como se mire, y pese a la maniobras de marketing del Partido Popular que algo tiene que ocultar en su gestión sanitaria cuando no ha ofrecido los datos de listas de espera para consulta de especialistas y pruebas diagnósticas al cierre de 2014. En las primeras, por ejemplo, en 2012 había 53.000 personas y en junio de 2014, se llegaba casi a las 77.000”.


La procuradora socialista también se ha solidarizado con los enfermos de hepatitis C y pide a la Junta “que facilite los fármacos y que programe un calendario de aplicación de los mismos. Igualmente, y aprovechando la celebración del Día del Cáncer, no podemos olvidar la promesa de Juan Vicente Herrera, que en 2007 se comprometió a dotar de un acelerador lineal para el tratamiento de la enfermedad en todas las áreas de salud. Hoy, 8 años después, Ávila sigue sin tener uno”.