Menos altos cargos y coches oficiales, promesas de Juan Vicente Herrera

La Junta tendrĂĄ menos de diez consejeros y contarĂĄ con un CĂłdigo de Austeridad que limita comidas, regalos, publicidad y desplazamientos

El presidente de la Junta de Castilla y LeĂłn, Juan Vicente Herrera, avanzĂł hoy en el Debate de Investidura que en esta legislatura se limitarĂĄ el uso del coche oficial a los miembros del Consejo de Gobierno, al tiempo que informĂł de una reducciĂłn del 20 por ciento en altos cargos y centros directivos en un Gobierno que tendrĂĄ menos de diez consejerĂ­as.

Herrera insisitiĂł en la necesidad avanzar en la austeridad en esta legislatura, algo que la Comunidad "ejerce" con medidas como las "restricciones" en su gasto corriente o la "prudencia" en sus lĂ­mites de endeudamiento. A pesar de reconocer estas limitaciones, Herrera ha insistido en la importancia de "seguir avanzando", por lo que ha anunciado estructuras mĂĄs reducidas.

En este punto destacĂł que la Comunidad contarĂĄ con menos de 10 consejerĂ­as, al tiempo que insisitĂł en una reducciĂłn del 20 por ciento en el nĂşmero de los actuales centros directivos y altos cargos que, actualmente, incluido el presidente, alcanza la cifra de 103.

De este modo, Herrera avanzĂł su intenciĂłn de poner en marcha un plan de reducciĂłn del nĂşmero de las empresas y fundaciones pĂşblicas titularidad de la Comunidad, para lo que, antes de que concluya el aĂąo, presentarĂĄ ante las Cortes un proyecto de ley que regule el techo de gasto no financiero.

Reformas normativas urgentes
AdemĂĄs, Herrera resaltĂł su compromiso de enviar antes de que concluya julio y por procedimiento de "urgencia" un proyecto de ley a las Cortes cuya finalidad sea reformar las leyes que regulan el Consejo Consultivo y de Cuentas, asĂ­ como la Ley del Gobierno y de la AdministraciĂłn de la Comunidad.

El objetivo de estas reformas serĂĄ reducir de cinco a tres los miembros de los consejos Consultivos y de Cuentas. AsĂ­, el Consultivo pasarĂĄ de tener cinco consejeros electivos a tres, para lo que la Junta perderĂĄ su actual prerrogativa de nombrar directamente a dos consejeros, ademĂĄs de regular con criterios "mĂĄs restrictivos" el mandato de quienes en el futuro lleguen a ser consejeros natos.

En cuanto al de Cuentas, que tambiĂŠn pasarĂĄ a tener tres consejeros, ĂŠstos seguirĂĄn siendo designados por las Cortes.